No hace mucho tiempo en las noticias era recurrente que aparecieran los problemas con las hipotecas multidivisa, ¿pero realmente entendimos lo que significaba y suponía?. Cuando hablamos de compra de pisos y hipotecas, son temas que mueven mucho dinero, son inversiones muy grandes y debemos tener cuidado. 

En este post queremos daros las claves sobre las hipotecas multidivisa para estar bien informados. No sólo veremos que son, también los riesgos que conllevan y la ley actual tras la sentencia del Tribunal Supremo.

¿Qué son las hipotecas multidivisa?

Principalmente, las hipotecas multidivisa consisten en préstamos hipotecarios concedidos en una moneda distinta al euro y con el interés basado en la moneda extranjera. De esta manera, podrías optar por una divisa con un valor menor al euro y el crédito del banco saldría más barato que si estuviese referenciado en EURIBOR.

Este tipo de hipotecas tienen un aparente atractivo, el ahorro, cuando hablamos de dinero y oímos la palabra ahorro nos brillan los ojos. Pero cuidado, no todo es lo que parece y este fue un caso claro.

 ¿Cuál fue el problema de las hipotecas multidivisa?

Las hipotecas multidivisa tienen un riesgo financiero importante, ya que estamos tratando con divisas distintas. El valor de la moneda puede fluctuar y encontrarte de golpe con una deuda con el banco mucho mayor.

El gran problema fue que los bancos no advirtieron a los clientes de los riesgos que estaban asumiendo al contratar este tipo de hipoteca. Cuando la moneda incrementó notablemente su valor, los afectados se encontraron con que sus deudas se habían multiplicado exponencialmente.

El Tribunal Supremo dictaminó que las hipotecas multidivisa eran nulas si no se había explicado los riesgos financieros que el cliente asumía al contratar este tipo de hipoteca. Aplicaron la nulidad por ausencia de transparencia.

¿Cómo funcionan ahora las hipotecas multidivisa?

El sistema es el mismo, pero por ley ahora los bancos están obligados a:

  • En primer lugar, notificar al cliente de los riesgos.
  • Además, el cliente tiene derecho a rescindir de la hipoteca multidivisa y convertirla a euros.
  • Finalmente, el cliente siempre deberá estar informado sobre los incrementos de divisa.

Ahora ya sabemos estamos bien informados sobre lo que son las hipotecas multidivisa, sobre sus riesgos y la situación actual. Sobre todo, queremos transmitir que la información es poder y que a la hora de tomar decisiones económicas tan importantes debemos informarnos bien. De este modo, podremos ser conscientes de cuándo nos encontramos delante de un contrato abusivo.

 

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍