Cada día son más las personas que cuentan con una situación económica y laboral complicada, y eligen el alquiler como alternativa a la compra de una vivienda. Pero para mejorar esta situación, estas personas que no pueden asumir el gasto que supone adquirir una vivienda escogen la opción de alquiler con opción a compra.

Alquila tu piso con Housfy

Esta alternativa es muy tentadora ya que permite al arrendatario invertir el dinero utilizado para la renta mensual en comprar ese mismo inmueble. Esto es solo un adelanto, a continuación, te contaremos todo lo que tienes que saber de este tipo de contratos de alquiler.

¿En que se basa el alquiler con opción a compra?

Este tipo de contrato de alquiler nació con el objetivo de facilitar la vida a aquellas personas que no podían permitirse una hipoteca en la época de la crisis económica. Aunque actualmente ya hemos superado esta fase, aún se sigue utilizando por sus beneficios tanto para el arrendador como para el arrendatario.

Para el arrendatario porque a parte de vivir en una casa está invirtiendo para en un futuro tener la posibilidad de comprarla. En cambio, para el arrendador es beneficioso porque mientras que la vivienda está en alquiler hasta que el inquilino compre con una prima como seguro.

Este tipo de acuerdo es un contrato mixto, es decir, está compuesto por dos contratos diferentes: un contrato de alquiler y un precontrato de compraventa. A través de este documento se establece que el arrendatario alquila el inmueble al propietario, y este le da la exclusiva de comprarlo en un plazo de tiempo establecido en el contrato. Pero ¿esto qué quiere decir exactamente?

Este tipo de acuerdo permite al arrendatario vivir en régimen de alquiler por el tiempo acordado en el arrendamiento. Una vez finalizado el contrato de alquiler, el inquilino tendrá la opción y el derecho de comprar esa vivienda de la que ha sido inquilino. El precio de la compraventa se acordará en ese precontrato y al precio final se le deberán de descontar todas las rentas pagadas por el arrendatario.

alquiler con opción a compra

Firma de contrato de alquiler con opción a compra

Condiciones del contrato de alquiler con derecho a compra

Aunque este contrato de alquiler es uno de los más utilizados hoy en día, este acuerdo no está recogido por la Ley y no aparece regulado en el Código Civil. Eso sí, en el Reglamento Hipotecario y en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) está aceptado este contrato.

Para que sea totalmente legal y valido, en este contrato deberán especificarse cual es el objeto de este contrato y su precio. Es decir, en este contrato se fijará la duración del contrato de alquiler, el precio de venta del inmueble, la cantidad de rentas y el porcentaje que se descontará de la cuota de alquiler en caso de compraventa. Además, si se abona una prima inicial, también se deberá especificar esta cifra.

Como este contrato se trata de un acuerdo mixto, será necesario que, en los dos contratos, tanto en el contrato de alquiler como en el precontrato de compraventa, figuren las condiciones, derechos y obligaciones que tienen estos acuerdos.

Ventajas

El auge que ha tenido este contrato se debe al gran número de beneficios que aporta a los arrendatarios, entre los que se encuentran:

  • El arrendatario puede empezar a vivir en la vivienda desde la firma del contrato (aunque no lo hayas comprado).
  • Como arrendatario con exclusiva a la compraventa tienes la opción de comprar la vivienda o no.
  • Un porcentaje de las rentas invertidas en ese inmueble se descontará en el momento de la compraventa.

Inconvenientes

Como todas las cosas de este mundo, todo tiene su lado bueno y su lado malo, y esto no iba a ser menos. Aunque es uno de los contratos de alquiler más utilizados, del mismo modo cuenta con algunos puntos negativos de los que tenemos que ser conocedores.

  • Cuando se fija el contrato de alquiler con opción a compra, también se acuerda el precio de venta. Es posible que salgamos beneficiados o no, ya que el valor del mercado puede subir en el plazo en el que estés de alquiler. Nos quedamos en un estado de incertidumbre en el plazo en el que estemos de alquiler.
  • Si el arrendatario después de acabar el plazo de alquiler decide no comprar el inmueble, perderá la prima inicial que ha depositado.
  • Generalmente, los arrendatarios que están en este régimen tienen unas rentas más elevadas por la exclusividad de compraventa que se les otorga. Es decir, estos inquilinos pagan una cuota mensual por alquiler mayor que un inquilino con un contrato de alquiler corriente.

contrato de alquiler con opción a compra

Estas son algunos de los aspectos que debes saber si estás pensando en adquirir tu vivienda ideal pero no tienes los ahorros suficientes para hacerlo. El contrato de alquiler puede ser una buena alternativa a adquirir una vivienda, pero antes de decidir, reflexiona y piensa si en tu situación este acuerdo encajaría.

Si aún con estas claves que te damos no lo tienes claro, puedes contactarnos y en base a tus necesidades te asesoraremos en la mejor opción que se adapte a ti.

Pon tu piso en alquiler con Housfy

¿Tienes una vivienda para alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍