A la hora de vender una casa, tenemos que tener muy en cuenta si nuestra vivienda está dentro de las viviendas VPO, también conocidas como Viviendas de Protección Oficial.

Para los que no tengan una vivienda de esta categoría, las Viviendas de Protección Oficial son viviendas que se consideran protegidas porque la Comunidad Autónoma en la que están inscritas asegura que cumplen una serie de características referidas con las dimensiones del inmueble y el precio final de venta a través de una calificación provisional.

Cuando una persona adquiere una propiedad de protección oficial recibe una serie de ayudas por parte del Estado  para el pago del inmueble. Como es lógico, el precio de venta de este tipo de inmuebles es mucho menor que el de una vivienda libre. Pero como todo, la vivienda de protección oficial también tiene una serie de requisitos que el propietario debe cumplir. En primer lugar, que sea la residencia habitual de la persona. Asimismo, las personas deben tener unos ingresos menores a una determinada cantidad de dinero.

Lectura recomendada:  Cómo descubrir si la vivienda protección oficial está descalificada

¿Se puede vender una Vivienda de Protección Oficial?

Los trámites habituales que se realizan en la compraventa de los inmuebles no son válidos para este tipo de viviendas. Este tipo de inmuebles tienen una característica, y es que el inquilino debe tenerlo como residencia habitual en un periodo mínimo de 10 años. En caso de que la vivienda se quiera vender en un periodo inferior a los 10 años, este tipo de viviendas perderán su característica de protección.

Lectura recomendada:  Consejos para vender una casa de ¡forma rápida!

En caso de querer venderla en un periodo inferior a los 10 años, el propietario deberá justificar la venta de alguna manera. Estas justificaciones pueden ser el traslado de Comunidad Autónoma por motivos familiares o de trabajo; por incremento de miembros dentro de una misma familia etc. Sin embargo, siempre es mejor y menos laborioso vender la propiedad en un periodo superior a los diez años.

No en vano, si la venta urge, lo que tienes que hacer es solicitar una autorización a la Comunidad Autónoma donde esté inscrita la vivienda. El precio de venta, además, no será relativo al de las viviendas de protección oficial, sino que se establecerá el precio máximo legal de la venta de la vivienda, que depende de lo que estipule cada Comunidad Autónoma.

¿Cuándo se puede vender una vivienda de protección oficial?

Y si mi vivienda tiene más de 10 años… ¿Cómo lo hago?

Si, sin embargo, has vivido ya durante 10 años de manera habitual en la vivienda, la venta no será tan complicada. En este caso, no tendrás que acudir al departamento de vivienda de la Comunidad Autónoma a pedir una autorización.

Además, también podrás vender una VPO si tras un divorcio, se estipula que la vivienda se transmitirá a una de las partes.

De todas las maneras, la persona que vaya a adquirir la propiedad VPO tendrá que tener claro que la vivienda pertenece a esta categoría. Es decir, como hemos comentado en otros de nuestros posts, el futuro propietario deberá tener las condiciones que estipula el ayuntamiento para obtener una VPO.

Lectura recomendada:  ¡Aprende todas las claves para vender tu piso!

Por lo tanto, si eres propietario de una vivienda VPO deber tener en cuenta una serie de cosas. En primer lugar, saber muy bien en qué momento debes vender la vivienda y en función al tiempo, qué procedimiento has de llevar. Y en segundo lugar, tener muy claro qué condiciones pide el Ayuntamiento donde está inscrita la vivienda para un futuro comprador.

Vende Tu Piso Housfy

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍