¿Quieres comprarte una casa, pero aún estás pagando la hipoteca de la antigua? Bueno, no te preocupes, ¡para todo hay una solución! Existe la posibilidad de conseguir una hipoteca que te permite conseguir la vivienda antes de que hayas vendido en la que estás ahora. ¿Sabes a qué nos referimos? ¡A las hipotecas puente!

Consigue una hipoteca con las mejores condiciones

Son muchas los motivos por los que te puedes cambiar de casa: si eres una pareja y has ampliado la familia, si tienes que cambiarte de ciudad por trabajo, si prefieres vivir en un entorno más tranquilo… Seguro que todos conocemos a alguien con estas características. Sin embargo, aunque quieran comprase una casa nueva, siempre está el quebradero de cabeza sobre el tema de las hipotecas.

¿Qué son las hipotecas puente?

Las hipotecas puente son la solución para unificar dos préstamos hipotecarios en uno. Con esto nos referimos a que la entidad financiera te permite obtener un préstamo para comprar una nueva vivienda a pesar de no haber vendido la anterior.

Aunque lo más normal sería pensar que no puedes comprar un piso hasta vender el que ya tenías, esto ¡no siempre es así!

¿Cómo funcionan las hipotecas puente?

Las hipotecas puente se solicitan como una hipoteca normal y corriente. La peculiaridad es que cuando vamos al banco a pedirla, el banco otorga al cliente dos hipotecas en una hasta que se finalice la venta de la antigua vivienda.

¡Pero no te asustes! Esto no significa que tendrás que pagar el doble, ya que, hasta el momento de la venta de la vivienda, el propietario pagará menos cuota que si pagase dos hipotecas. Una vez vendido, ahora sí que el comprador deberá hacerse cargo de los pagos de una hipoteca convencional.

Sin embargo, esto también requiere una serie de compromisos. Entre otros, que la venta de la antigua propiedad se realice entre 3 y 5 años. En este sentido, las cuotas a la que tendrá que hacer frente durante los años pueden ser las siguientes: la cuota con carencia capital, la cuota especial reducida y la cuota normal.

Cuando hablamos de la carencia capital nos estamos refiriendo a la cuota que solamente hace frente al interés del préstamo. La cuota especial reducida, sin embargo, es más reducida, y la cuota normal, finalmente, es una cuota normal en realización al capital y al interés.

Hipotecas Puente Housfy

¿Qué pasa si no consigo vender mi casa en 3-5 años?

En caso de que no consigas vender tu casa en el plazo establecido, tendrás que hacer frente a un pago más elevado del que pagabas anteriormente, ya que el préstamo pasa a convertirse a uno en el que incluye el importe de dos viviendas.

¿A que nos estamos refiriendo con esto? Pues que a la hipoteca puente pasa a ser una hipoteca con dos prestamos más los intereses correspondientes.

Conclusiones

Por lo tanto, como hemos podido ver, las hipotecas puente pueden resultar una muy buena ayuda si quieres comprarte una nueva casa, pero aún no has vendido la que tenías. Por lo tanto, se trata de un trámite que tiene muchos beneficios, ya que no supone tener que vender tu casa de manera rápida.

¡Pero una cosa no quita la otra! Ten muy en cuenta que las condiciones son las que son, y que si no vendes tu antigua vivienda en un plazo entre 3 y 5 años, corres el riesgo de tener que pagar un préstamos mucho mayor que el que pagabas en tu antigua casa.

Si estás interesado en solicitar una hipoteca y conseguir unas buenas condiciones, puedes ponerte en contacto con nuestros brókeres hipotecarios. Gracias a nuestros acuerdos con los principales bancos podemos conseguir la mejor financiación.

hipotecas puente

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍