En la gran mayoría de las situaciones, cuando quieres mudarte a otra propiedad, lo habitual es poner en venta tu inmueble y comprar una nueva casa. Pero, en ocasiones muy puntuales, podemos encontrarnos con que otro propietario se encuentra en la misma situación, ahí podemos hablar de permuta de viviendas. ¿Cómo funciona? ¿Qué requisitos hay que cumplir? ¿Es un trámite gratuito? En el artículo de hoy, responderemos a todas estas preguntas. ¡Empecemos!

¡Vende en menos de 60 días con Housfy!

¿Cómo funciona la permuta de viviendas?

La permuta de viviendas es un contrato en el que se estipula el intercambio de dos viviendas. Es decir, dos propietarios deciden hacer un intercambio de inmuebles y cambiar la titularidad de éstos.

La gran diferencia de la compraventa, es que no hay un intercambio económico, solo de bienes. Para ello, hay que cumplir con el requisito de que sean dos viviendas con un valor similar. En el caso contrario, se puede llegar a un acuerdo económico compensatorio.

Para poder hacer un contrato de permuta de viviendas, ambos propietarios tienen que estar de acuerdo con el valor de los inmuebles y tiene que darse una situación en la que a ambos les convenga realizar el intercambio. Una vez han llegado a un acuerdo, se procede con los trámites:

  • Firmar un contrato de permuta de viviendas. Lo primero será redactar y firmar el contrato en el que se estipulen todas las claves del intercambio.
  • Escriturar ante notario. Para hacer el cambio de titularidad, hay que firmar ante notario la escritura de permuta.
  • Registro de la Propiedad. Una vez se ha escriturado ante notario, hay que inscribirla en el registro de la propiedad para que se registre el cambio de titularidad.

permuta de viviendas

¿Es compatible hacer una permuta con hipoteca?

Los casos de permuta de vivienda son poco frecuentes, pero serían prácticamente imposibles si ambas viviendas ya estuvieran pagadas. Se trata de circunstancias muy concretas que permiten que a dos propietarios les convenga hacer este intercambio, y si tienen una hipoteca se puede seguir haciendo, simplemente necesitarás la aprobación de la entidad para poder llevarlo a cabo.

Normalmente, en estos casos, la entidad se encargará de estudiar que el nuevo propietario del inmueble tenga la capacidad económica de seguir pagando la vivienda. Según el caso, se puede: hacer una novación para el cambio de titular, crear una nueva hipoteca o hacer una subrogación.

¿Cuáles son los gastos de una permuta de vivienda?

Aunque no haya un intercambio económico, tendrás que pagar los gastos de una permuta. Estos gastos son:

  • La notaría y gestoría.
  • Los gastos del Registro de la Propiedad.
  • Gastos de la hipoteca, en caso de que no se hayan terminado de pagar las hipotecas.
  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.
  • El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.
  • Impuesto de Plusvalía Municipal.
  • Declaración del IRPF.

Como puedes comprobar, hacer una permuta conlleva una serie de gastos, es importante tenerlo en cuenta antes de optar por este tipo de operación.

Poder llevar a cabo una permuta es complicado, sobre todo por el hecho de encontrar la otra parte que esté interesada en hacer el intercambio y que, además, cumpla con los requisitos para poder hacerlo. Si no puedes realizar esta operación, no te preocupes, siempre tienes la opción de vender tu inmueble.

permuta de inmuebles

Si quieres poner tu inmueble a la venta, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de Real Estate, estaremos encantados de ayudarte en todo el proceso de compraventa y encontrar financiación para tu nueva propiedad.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍