Puede que te estés planteando dar un paso adelante y comprar piso. Dejar de vivir de alquiler para pasar a ser propietario. Si crees que es el momento, no dejes que nada te lo impida. Si la financiación supone un problema para conseguir tu objetivo, tienes en los pisos alquiler con opción a compra una alternativa hecha a tu medida.

Qué son los pisos alquiler con opción a compra

Su propio nombre lo indica, no es más que una vivienda con un contrato de alquiler que destina parte de la cuota, a pagar la entrada del piso. Estos contratos tienen una duración determinada y tras su finalización los inquilinos decidirán si comprar piso o no. Si deciden comprarlo, todas las aportaciones se descontarán del precio de venta y si no, se tendrá que hacer otro contrato o bien abandonar la vivienda. 

En el contrato se estipularán todas las cláusulas y se decidirá como se descontarán las rentas pagadas del precio del inmueble, ya que puede ser parcial o total. Además, el periodo de duración del arrendamiento y el tiempo que tiene el inquilino para decidir comprar o no el inmueble tiene que estar estipulado en el contrato. Es fundamental que todos estos puntos queden plasmados en este doble contrato, de alquiler y compraventa, para así evitar malentendidos.

Una compra por adelantado

Una de las grandes ventajas para el inquilino es que no perderá el dinero. Toda cuota de alquiler es útil a la hora de comprar piso. Al contar parte de la cuota como una aportación no sólo se está pagando un alquiler sino que se está avanzando la paga y señal. Además, también le permitirá ahorrar para poder hacer frente a los gastos de comprar el inmueble y para la aportación inicial, que son sumas de dinero muy altas. 

Una vez termina el contrato de los pisos alquiler con opción a compra, parte del dinero invertido en alquiler servirá para comprar piso. Es por ello que podemos considerarlo como una especie de compra por adelantado. 

"<yoastmark

Aportaciones pisos alquiler con opción a compra vs ahorros propios

Comprar un inmueble supone tener una gran cantidad de dinero y es muy complicado tenerlo ahorrado, sobre todo si eres joven. Por eso, una de las opciones, es intentar buscar financiación al 100% de la hipoteca, pero es importante contar con un buen perfil, un aval o contratar los servicios de intermediarios. La mayoría de entidades valoran que los compradores puedan aportar algún dinero de entrada y muchos de ellos no financian más del 80% del valor de compraventa.

Esto significa que los compradores deben aportar unos ahorros propios del 20% más los gastos de compraventa. Cuando no se pueda contar con este dinero de entrada, los pisos de alquiler con opción a compra pasan a ser la alternativa número uno. 

Cuando el contrato del alquiler expira, los compradores han aportado una cantidad para pagar el piso. Esta aportación sale de las cuotas pagadas, y puede representar el 20% del precio del piso. Sin embargo, se ha aportado sin necesidad de tener ahorros propios. Si además, se consigue ahorrar algún dinerillo mientras dure el contrato de alquiler, después será mucho más fácil conseguir una hipoteca

¿Por qué le interesa al vendedor?

Vender pisos alquiler con opción a compra es una oportunidad de hacer negocio. Si el único comprador tiene dificultades de financiación, este tipo de alquiler puede ayudar a consolidar la venta. ¿Qué hay de malo en obtener rendimientos inmediatos mientras ayudas a tu comprador a aportar lo suficiente?

En el peor de los casos, te quedarías con todo el beneficio de las cuotas de alquiler. Luego, podrás buscar a otro comprador y ganar más dinero con la venta. 

No todo el mundo quiere poner un piso de alquiler con opción a compra. Sin embargo, es una alternativa a tener en cuenta. Pero, tanto si quieres hacerlo de este modo, como si no, en Housfy, te ayudaremos a vender piso sin que pagues ninguna comisión. 

Vende tu piso sin comisiones

¿Tienes una vivienda para alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍