Una casa nueva es aquella en la que todavía no ha vivido nadie. Es decir, una propiedad que se entrega a sus primeros habitantes,¿verdad? Pues por muy extraño que pueda parecer, no todas las viviendas que se estrenan se califican como nuevas.

Se trata de un matiz importante, especialmente a la hora de pagar los impuestos de la compra. Las casas nuevas tributan por IVA, como nuevo bien adquirido, mientras que las demás tributan por ITP, como bien transmitido. Entonces, ¿qué se considera vivienda nueva?

Legislación de una casa nueva

Según la Ley 37/1992 del Impuesto sobre el Valor Añadido, una vivienda nueva es aquella que se entrega por primera vez. Es decir, una casa nueva es aquella que vende directamente el promotor de la edificación una vez su construcción o rehabilitación haya terminado.

También se considera primera entrega si el adquiriente ha utilizado la propiedad de forma continuada en un plazo igual o superior a dos años. Esto significa que si una vez se ha terminado una construcción el promotor alquila las propiedades y al cabo de dos años decide ponerlas en venta. Podría ocurrir:

Lectura recomendada:  Todo lo que tienes que saber sobre el alquiler con opción a compra
  • Que el comprador sea el antiguo arrendatario. En este caso se consideraría primera entrega y tributaría por IVA
  • Que el comprador no haya sido arrendatario. En este otro caso se consideraría vivienda de segunda mano y la transacción tributaría por ITP.

Tributación de una casa nueva

De esta manera, todas las propiedades que no sean compradas al promotor no podrán ser consideradas casas nuevas, aunque nadie haya habitado nunca en ellas. Es el caso de las viviendas de bancos. Al haber sido ya compradas por este se considera que esta primera compra es ya la primera entrega. Por tanto, la propiedad ya no es nueva sino transmitida por un propietario anterior.

Actualmente el IVA al que tributa una casa nueva es el 10% de su valor, siempre que no sea de protección oficial. En este segundo caso el IVA correspondiente sería del 4%. El porcentaje del ITP varía en función de la comunidad autónoma, siendo Catalunya (entre un 10 y 11%) y Galicia (10%), las más caras, y el País Vasco (4%) la más barata.

Lectura recomendada:  ¿Cuándo se puede vender una vivienda de protección oficial?

Así pues, vemos que la idea corriente que podamos tener de una casa nueva no tiene porqué corresponder con su consideración tributaria. Por eso es importante buscar un buen asesoramiento en el momento de comprar nuestra casa  para no llevarnos sorpresas desagradables.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍