Un seguro de protección alquiler puede ser de gran ayuda para los propietarios con pisos de alquiler. No siempre te encontrarás con inquilinos que no den problemas y paguen todas las cuotas sin excepción, es por eso que existen este tipo de seguros que protegen al casero del inmueble. Hoy os explicaremos cómo funcionan y cómo contratar un seguro.

Alquila tu casa con un seguro de alquiler

¿Cómo funciona un seguro protección alquiler?

Si tienes un inmueble en propiedad que estás alquilando, contratar una póliza te facilitará las cosas. Se trata de un seguro que pagas mensualmente y, en caso de impago u otros problemas relacionados con el piso en alquiler, te cubrirá esos costes. 

Una condición que generalmente tienen este tipo de seguros, es que eligen al inquilino. Pedirán la documentación que crean necesaria y establecerán unos requisitos que tendrán que cumplir, así las posibilidades de tener problemas con tus inquilinos se reducirán. Lo más habitual es que pidan las siguientes condiciones:

  • Que no estén en una lista de morosos.
  • Contrato laboral estable y con cierta antigüedad.
  • Que la cuota del alquiler sea inferior al 45% de sus ingresos anuales.

seguro protección alquiler

¿Cómo contrato una póliza?

Como en todo, será importante contrastar y comparar empresas para escoger la mejor póliza y la que mejor se adapte a tus necesidades. 

Ten en cuenta que no todos ofrecen lo mismo, hay algunos más completos que te incluyen un seguro del hogar y otros que solo cubren en caso de impago. Evidentemente el coste será mayor o menor. Son puntos que tendrás que tener en cuenta a la hora de elegir.

Estos son los servicios que puede incluir un seguro de alquiler:

  • Cobertura en caso de impago. La póliza cubrirá hasta 12 meses de alquiler.
  • Cobertura en proceso de desahucio. El seguro se encargará de todo el proceso, en caso de que el inquilino se niegue a pagar las rentas.
  • Protección de daños en el hogar, producidos por: electricidad, incendios, fenómenos atmosféricos o rotura de cristales.
  • Servicio de bricolaje.
  • Cambio de cerradura.
  • Seguro de Responsabilidad Civil.
  • Cobertura y protección ante un allanamiento y otros actos vandálicos.
  • Daños en el mobiliario.

Más protección y menos preocupaciones

Aunque contratar un seguro tiene su coste, puede ahorrarte gastos mucho mayores si algo de lo mencionado anteriormente ocurriese. Además, te ofrece una mayor protección y tranquilidad.

Una gran ventaja es que no hace falta escoger el más caro, puedes optar por uno que te proteja ante el impago de alquiler, que es la preocupación más frecuente y el coste será menor.

A parte del seguro, también puedes optar por contratar una agencia que te lleve la gestión integral del alquiler. Es una forma de ahorrarte problemas y preocupaciones, se encargará de todas las gestiones y problemas con el inquilino e, incluso, de tratar con la aseguradora si fuese necesario.

Si estás interesado en poner tu piso en alquiler, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de Housfy Alquileres, estaremos encantados de ayudarte a encontrarte el inquilino perfecto. 

Alquila con un 0% de morosidad

¿Tienes una vivienda para alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍