Casas con gimnasio o zona deportiva

Las ventajas de tener un gimnasio en casa

Las ventajas de tener un gimnasio en casa

Los tiempos cambian y cada vez estamos más comprometidos con llevar un mejor estilo de vida. Una vida saludable conlleva una mejor dieta y un ejercicio regular. El problema viene cuando, por tener una vida ajetreada, cuesta ir al gimnasio, bien por la distancia, bien por la desgana. ¿Cuál es la solución perfecta? Tener el gimnasio en tu hogar. Estas son las 3 razones para plantearte comprar una casa con gimnasio:


Ahorraremos tiempo teniendo el gimnasio a mano

Los desplazamientos de nuestra casa al trabajo, al médico, al colegio o al gimnasio hacen que perdamos un tiempo muy valioso cada día. Eso teniendo en cuenta que cada desplazamiento implica ida y vuelta. Un gimnasio en el edificio o dentro de nuestro piso nos ahorrará desplazamientos y, por tanto, tiempo.


Se acabaron las excusas para no ir al gimnasio

Hacer ejercicio habitualmente es una actividad considerada vital para llevar una vida sana. Sin embargo, al tratarse de algo difícil de encajar en nuestras agendas, suele verse como una obligación. Tener una casa con gimnasio nos motivará a cumplir nuestros objetivos.


Un gimnasio donde puedes ducharte en tu propia casa

Son muchas las personas que tienen reparos en ducharse en el gimnasio. Las principales razones son la higiene o la temperatura exterior, que impide a veces que podamos salir con el pelo mojado sin pillar un resfriado. Si ninguna de estas cosas te preocupa, lo que sí tienes claro es que tu ducha es mucho más cómoda; tienes tus toallas, tus cremas, tus accesorios y todo lo que necesitas. Por no hablar de la ventaja adicional de no tener que cargar con una mochila llena de cosas cada vez (o pagar taquilla). Una casa con gym te permitirá tener todas tus cosas a mano.

¿Qué tipo de gimnasio se puede tener en casa?

¿Qué tipo de gimnasio se puede tener en casa?

Una casa con gimnasio, en general, puede inducir a error a nivel conceptual. En Housfy hemos incluido en estos dos tipos:

  • Gimnasio en una habitación de casa: en este caso se ha habilitado una habitación para disponer de barras y máquinas para hacer deporte en casa. La principal ventaja es que no tendrás que salir de tu vivienda. La desventaja es que pierdes espacio al que podrías darle otros usos.
  • Zona deportiva en nuestro edificio o gimnasio comunitario: en este caso hablamos de gimnasios en el propio edificio donde tienes tu vivienda. Puede tratarse de una planta entera, de una habitación cerca de la recepción, etc. Los hay más o menos lujosos pero su principal ventaja es que se trata de espacios bastante grandes donde ejercitarse. La desventaja de este gimnasio es que tendrás que salir de tu vivienda para acudir a él.