Pisos amueblados con estilo y buen gusto

Pros y contras de los pisos amueblados

Pros y contras de los pisos amueblados

Puede ser un dilema decidir si compramos un piso amueblado o vacío. Muchas veces ya contaremos con nuestros propios muebles pero, en otras ocasiones, también podemos encontrarnos en la situación de empezar de nuevo en una ciudad y no contar con muebles anteriores.

¿Cuándo nos puede interesar de adquirir un piso amueblado en venta?

  • Si queremos instalarnos rápidamente o se trata de una vivienda que queremos utilizar para alquilarla, si disponemos de muebles podremos cumplir nuestro objetivo más rápidamente.
  • Si tu presupuesto total es bajo y la compra del piso se lleva una buena parte de tus ahorros seguramente te venga bien la ayuda extra de contar con los muebles incluídos en el pack.
  • La mudanza será coser y cantar. Nos podremos instalar fácilmente sin tener que recurrir a difíciles y costosos traslados. El empaquetar se va a acabar.

¿Y en qué casos no nos podría interesar?

Igual que hay buenas razones para optar por un piso con muebles, también las hay para buscar un piso sin amueblar. 

  • Podremos decorarlo desde cero y a nuestro gusto.
  • Estrenaremos muebles o utilizaremos los nuestros que ya conocemos y de los que nos fiamos.
  • Podría encarecer el piso sin que ello nos aporte mucho valor.

En conclusión, si el precio del piso es el mismo y no contamos con muebles propios, puede interesarnos más comprar un piso amueblado. En caso contrario, tocará valorar todas nuestras opciones y escoger por otra razón que no solamente sea el mobiliario.

¿Compro los muebles al propietario o en IKEA?

¿Compro los muebles al propietario o en IKEA?

Si el piso nos encanta y además viene con muebles que nos gustan nos podríamos plantear si esos muebles van con el piso o no. Si el propietario está dispuesto a venderlos por un módico precio entonces…¿optamos por quedarnos los muebles existentes o compramos los muebles nuevos en IKEA por un precio económico? Para tomar una decisión hay varios factores que tendremos que tener en cuenta:

  • El estado del mobiliario del piso: aunque a simple vista parezca que todo está en orden podría ser que algún mueble tenga taras, esté en mal estado o tenga carcoma. Se recomienda probar todos ellos antes de lanzarse a la compra.
  • Qué presupuesto tienes: si los muebles los cobran a parte es muy importante conocer por cuánto y si sale mucho más caro o no comprarlos desde cero. En caso de que el precio exceda el presupuesto que destinarías en muebles de IKEA, entonces podrías plantearte comprarlos nuevos.
  • Tus ganas de decorar: si eres una persona que no disfruta de estrenar muebles y de decorar cada habitación con mimo, comprar los muebles al propietario te puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza.