Pisos grandes y con mucho espacio

¿Cuándo te puede interesar comprar un piso grande?

¿Cuándo te puede interesar comprar un piso grande?

Antes de comprar un piso grande o uno pequeño tenemos que plantearnos lo que realmente queremos y cuánto queremos gastarnos en total. Estas son algunas de las razones por las que podría ser interesante que nos planteemos adquirir un piso grande a la venta:

  • Quieres tener una familia grande o tienes ese proyecto: tanto si ya tenemos hijos como si tenemos el proyecto de ampliar la familia, podemos encontrarnos en el punto de querer vender o cambiar nuestro piso pequeño por un piso grande que nos permita tener habitaciones para los niños.
  • Tienes pasión por los animales: si te encantan los animales y quieres tener más de uno en tu piso, una buena opción para ti podría ser comprar un piso grande donde puedas tenerlos campando a sus anchas, jugando y pasando tiempo contigo.
  • Trabajas en casa: si teletrabajas, atiendes en tu casa o destinas muchas horas de tu semana a trabajar desde casa, un piso grande con mucha luz hará que disfrutes más del tiempo que pases en la vivienda.
  • Te encanta la música: tanto si tocas un instrumento como si quieres tener un buen equipo de sonido en casa. Un piso espacioso te permitirá dar rienda suelta a tu parte melómana.
  • Disfrutas del ocio en casa: quizás simplemente quieres disfrutar de un piso amplio y espacioso donde pasar buenos momentos con amigos o en familia. Donde poder invitar a gente o simplemente estar tiempo a solas.

Sea cual sea tu razón, un piso grande puede ser la solución que necesitabas y en Housfy tenemos una buena selección de pisos grandes a la venta.

¿Qué hacer con las habitaciones extra de tu piso espacioso?

¿Qué hacer con las habitaciones extra de tu piso espacioso?

Si ya te has mentalizado y has decidido comprar pisos grandes, una de las primeras cosas que te plantearás es qué uso darle a cada habitación extra del piso. Te dejamos con algunas ideas:

  • Despacho: hazte un despacho en tu piso grande con toda la tecnología que siempre quisiste comprar, ponte estanterías con tus libros favoritos o la colección de muñecos que no sabías donde colocar.
  • Vestidor: quizás vale la pena aprovechar una habitación pequeña para poner armarios, grandes espejos e incluso una mesa donde aplicarse el maquillaje. Un vestidor es un sueño para muchos y te permite disponer de mayor orden y espacio en el dormitorio.
  • Gimnasio: un piso espacioso es una oportunidad perfecta para poner todas las máquinas, esterillas y pesas que te permitirán estar en forma sin salir de casa. Un gimnasio en casa es todo un lujo y una oportunidad de tener una actividad más constante.
  • Habitaciones de invitados: por supuesto, si tienes un piso grande con muchas habitaciones, poner alguna para los invitados puede ser otra buena solución.