Pisos interiores con menos ruidos

¿Por qué comprar un piso interior?

¿Por qué comprar un piso interior?

Es muy común acabar buscando pisos luminosos y que tengan mucha luz natural. Los pisos interiores se cree que son oscuros y un poco más tétricos. Entonces…¿por qué tanta gente busca pisos interiores para comprar? Te dejamos las principales ventajas de optar por un piso poco luminoso:

No siempre son oscuros

Cuando visitas pisos tienes que eliminar prejuicios de tu mente. Un piso interior puede ser luminoso y, si lo descartamos, podemos perdernos una gran oportunidad. La clave estará en no guiarnos por fotos hechas de noche y en valorar a dónde dan los ventanales. En muchas ocasiones el piso interior da a un patio interior lo bastante grande para que entre mucha luz durante el día o incluso a un bonito jardín interior.

Evitas ruidos de la calle o de los locales comerciales

Todos estamos de acuerdo en que vivir en un piso con muchos ruidos es lo menos deseable de todo. Un piso exterior, si está ubicado en una zona de mucho paso, con trenes o está en una altura cercana a la calle, puede tener multitud de ruidos que resulten desagradables. En cambio, un piso interior dispone de mucha más tranquilidad y podrás dormir sin problemas toda la noche.

El precio de venta es más reducido

Debido a la inmensa demanda de luz y de pisos exteriores, los precios de estos últimos se han incrementado notablemente. En cambio, comprar pisos interiores te saldrá mucho más barato y podrás invertir dinero en otros arreglos de la casa.

Menos caluroso en verano

Además de todo lo mencionado, la otra ventaja de que un piso no tenga la luz solar constantemente apuntando a él, es que así no resulta caluroso en verano y no tienes que estar constantemente poniendo el aire acondicionado.

Trucos para conseguir luz en un piso oscuro interior

Trucos para conseguir luz en un piso oscuro interior

Si tu piso interior no tiene mucha luz…¡no desesperes! Existen multitud de trucos para que puedas sacarle partido y no tener la sensación de que estás en un piso oscuro:

  • Utiliza tonos claros: tanto en las paredes como en los muebles, los tonos blancos o claros serán de gran ayuda para tener la sensación de que tu vivienda es luminosa aunque no disponga de luz natural.
  • Elimina puertas: es muy probable que no necesites tantas puertas en tu casa, si quitas algunas puertas aprovecharás mucho mejor la luz que entre en tu casa y se distribuirá mejor por toda la casa.
  • Simplicidad y minimalismo: tu piso interior agradecerá que elimines obstáculos a la luz para que no tengas sensación de agobio ni se generen sombras.
  • Elegir las bombillas adecuadas: tener luz eléctrica dará la luz extra que necesita a tu casa, pero no cualquier bombilla será adecuada para tu piso. Escoge la temperatura de color apropiada para dar calidez a las estancias y combina las diferentes alturas (cenital, suelo o media altura).
  • Espejos colocados estratégicamente: los espejos serán tus aliados a la hora de distribuir la luz por la casa.