Pisos nuevos donde empezar desde cero

alt

¿Qué entendemos por un piso nuevo?

Muchas veces nos planteamos comprar un piso nuevo para asegurarnos que no haga falta reformar y que las calidades del edificio y del propio piso sean buenas y modernas. Por tanto, las principales características de los pisos nuevos serían:

  • Pueden ser de obra nueva o recientemente reformados. Con paredes recién pintadas, electrodomésticos a estrenar, baños modernos (generalmente con platos de ducha) y mucho más.

  • Si es un piso no serán casas unifamiliares y, por tanto, tendrás vecinos en el edificio.

  • Si el edificio es nuevo, probablemente dispongas de un ascensor cómodo y portero automático.

  • También es probable que disponga de garaje con puertas automáticas.

  • El piso nuevo normalmente estará sin amueblar

  • Una importante ventaja de un piso nuevo es que, probablemente, tenga una certificación energética más alta y mejor aislamiento térmico o acústico.

alt

¿Son más caros los pisos nuevos que los de segunda mano?

Normalmente un piso de obra nueva o un piso recién reformado se venderá por un precio superior a un piso de segunda mano. Lo que sí habría que tener en cuenta es la zona. Muchas veces en las zonas más concurridas de nuestra ciudad o las que están más de moda, ya no construyen nuevos pisos. Por tanto, en estos barrios es probable que un piso de segunda mano cueste tanto o más que un piso nuevo.

En cambio, si no te importa tanto la zona y estás acostumbrado a coger coche, buscar un piso nuevo en las afueras de las grandes urbes puede ser tu solución idónea. Tendrás un piso a estrenar con todas las ventajas que ello conlleva y no pagarás los elevados precios de las capitales o ciudades importantes.