Con la llega del invierno buscamos soluciones para combatir las bajas temperaturas de esta larga temporada. Entre estos remedios se encuentran la calefacción, la chimenea y los radiadores. Estos últimos, aunque cuentan con un sistema sencillo y eficiente, no es un buen aliado en lo que a la decoración se refiere. Aunque con el paso de los años los diseños de los radiadores han mejorado notablemente, todavía queda mucho trabajo por hacer. Para evitar que las propuestas decorativas pierdan su sentido con los radiadores se ha puesto en marcha una alternativa: los cubreradiadores.

Lectura recomendada:  Crear muebles con palets, una nueva tendencia en decoración

Los cubreradiadores se tratan de muebles pensados para cubrir los radiadores. Esta alternativa decorativa no le resta funcionalidad al radiador y a su vez le dan un toque decorativo bastante importante. Estos muebles se colocan en la pared y cubren en su totalidad el radiador. Existen una amplia variedad de formatos de cubreradiadores: modernos, vintage, de madera, coloridos y muchos otros estilos más. El cubreradiador que elijas dependerá de tu estilo y tu necesidad decorativa, al final y al cabo la decisión es tuya.

Estos cubreradiadores se fabrican a medida para acomodarse a tu radiador y a la estancia donde se encuentra situado. La gran mayoría de estos muebles disponen de una repisa en la parte superior que se convierte en un espacio perfecto para ornamentarlos con elementos decorativos.

Lectura recomendada:  Trucos para conseguir una decoración nórdica

Algunas ventajas de los cubreradiadores

Los cubreradiadores son una alternativa excepcional para recuperar de alguna manera la estética que estos dispositivos han robado a nuestro hogar. Estas son algunas ventajas de las tantas ventajas de este tipo de muebles:

  • Extra de decoración: La repisa de los cubreradiadores a parte de darnos un extra para aportar un gran valor decorativo a la estancia nos ayudan a en nuestro día a día con su alta practicidad. Si ponemos el cubreradiador en el radiador que tenemos en la entrada de casa nos servirá como reposadero de llaves, por ejemplo. En cambio, si se encuentra en una habitación podrías poner un equipo de música o una televisión.
  • Seguridad: Esta es una de las ventajas más importantes que ofrecen. Tanto los radiadores de agua como los eléctricos, al no estar cubiertos pueden causar algunas quemaduras a todo aquel que se ponga cerca. Cubriendo el radiador con un cubreradiador disminuimos esta posibilidad de quemaduras, sobre todo cuando uno de los habitantes de esa vivienda es un niño pequeño.

cubreradiadores

  • Ayuda con el flujo de aire del radiador: El diseño y la estructura de los cubreradiadores están pensado para que el aire se filtre de forma natural. El aire tendrá su ruta de abajo a arriba, fomentando el flujo de aire por las zonas calientes del hogar.
  • Gran valor decorativo: Como ya hemos comentado anteriormente, los radiadores contaminan la estética de nuestro hogar y para evitar esta contaminación sin sentido aparecieron los cubreradiadores. Estos muebles se encuentran en diferentes estilos, solo tendrás que elegir el que mejor se adapte a ti.
Lectura recomendada:  Las 5 apps de decoración que no pueden faltar en tu móvil

Si antes de leer este post estabas pensando en darle un toque de estilo a esos rincones en los que se encuentran estos dispositivos, esperamos que ahora estés totalmente convencido. Esta es una solución práctica y original para cualquier propuesta decorativa de un hogar.

Autor

Housfy
Housfyhttps://housfy.com/valora-tu-piso
La alternativa digital a las agencias inmobiliarias. Vende tu piso de particular a particular y en menos de 90 días.

Recomendamos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!