El crowdlending es una alternativa a la financiación convencional para empresas, proyectos o particulares. A diferencia del crowdfunding, que invierte en el capital de la empresa, el crowdlending actúa como una financiación directa para empresas o particulares. Una forma de obtener liquidez gracias a la ayuda de una comunidad de participantes. Quienes ceden su dinero, saben a qué se destina, los rendimientos que obtendrán y el plazo para obtenerlos. Una inversión distinta a comprar piso, pero que también da resultados aunque a menor escala.

Invierte en pisos de particulares

Qué es exactamente el Crowdlending

Si analizamos su etimología, es inequívoco que la palabra Crowdlending viene del inglés. Está compuesta por los conceptos “crowd” y “lending”. Que en castellano significan multitud y prestar. Es decir que podríamos definir el concepto Crowdlending como el dinero prestado por la multitud.

Efectivamente. En el crowdlending, todas las personas que forman parte de una comunidad, prestan pequeñas cantidades de dinero a una empresa o persona en particular. De este modo, obtienen liquidez para tirar adelante su proyecto sin necesidad de acudir a un banco. Y como si de un préstamo se tratara, el beneficiario deberá devolver el dinero más unos intereses en el plazo establecido.

Crowdlending

¿Qué es el Crowdlending? – Infografía elaborada por Housfy

Conocimiento

En todo momento, la red de inversores saben para qué se usará su dinero. A diferencia de los fondos, donde otro administra tu dinero, en el Crowdlending eres tú quien decide en qué invertirlo en cada caso. Ser conocedor del destino de tu dinero, te permite arriesgar en aquello en lo que realmente crees y despejar incertidumbres.

Los tipos más conocidos de Crowdlending

Hay perfiles para todo. Quienes asumen más riesgos y quienes prefieren la seguridad. Lo vemos constantemente con las hipotecas fijas y las variables y en el Crowdlending no es distinto. Dentro de las modalidades de Crowlending el factoring y el descuento de pagarés están ganando importancia. Eso se debe a qué son inversiones relativamente seguras y que dan una rentabilidad generosa.

Factoring: El factoring es un método de Crowdlending que consiste en anticipar el cobro de las facturas. Prestas el dinero por valor de la factura en cuestión y una vez la empresa cobra, te devuelve el importe más unos intereses.

Descuento de pagarés: Funciona de forma similar al factoring. Consiste en prestar dinero por valor de un pagaré. Una vez este se cobra la empresa te devuelve el importa más los intereses.

En la comunidad digital está el futuro

La era digital ha permitido la aparición de nuevos modelos de negocio. Lo hemos visto con el Crowdlending, pero también en el sector inmobiliario con las proptech. El mundo online permite poner en contacto miles de usuarios sin tener en cuenta fronteras geográficas. Y esto permite llegar a horizontes que antes no se podían alcanzar.

Hace 5 años nadie hubiera entendido que una inmobiliaria hiciera una gestión online sin cobrarte comisiones por vender piso. Sin embargo, gracias a la revolución tecnológica esto ya es posible. Del mismo modo, nadie hubiese pensado en financiarse sin la banca y hoy ya son miles de empresas las que lo están haciendo. Bienvenidos al futuro.

No pagues comisiones por vender piso

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍