Los años van pasando y la emergencia climática está cada vez más presente en nuestro día a día. Con la cumbre del cambio climático estableció que el objetivo es conseguir que el planeta no aumente 2 grados más la temperatura, de ser así los daños ya serían irrevocables. Y, ¿sabes cuál es una de las industrias que más contamina? Los servicios inmobiliarios, más concretamente la construcción y de esto es en lo que nos centraremos en el blog de hoy.

¿Cuál es la situación actual?

En el 28 de noviembre de 2019, el Parlamente Europeo declaró de forma oficial el estado de emergencia climática. A nivel nacional, España declaró el estado de emergencia climática el 17 de septiembre de 2019.

Hay un objetivo claro y común: hay que reducir las emisiones de CO2 hasta un 45% para el año 2030 si se quiere evitar que la temperatura del planeta siga subiendo. El gran problema es que más de un 26% de las emisiones las produce el sector inmobiliario a raíz de la construcción de edificios.

El cambio climático y el sector inmobiliario

Tal y como hemos dicho, el sector inmobiliario es uno de los más contaminantes y para remediarlo se ha puesto como objetivo reducir un mínimo de un 80% o más las emisiones de CO2 para el año 2050. Si queremos lograr los objetivos establecidos en la Cumbre de París, habrá que hacer una reestructuración profunda del sector, esencialmente de la construcción y promoción de inmuebles.

Para lograr estas cifras, hay que hacer un proceso de descarbonización que va a representar un cambio complejo y profundo dentro del sector de la construcción y promoción de viviendas.

Pero el problema es más profundo porque no solo estamos hablando de las casas que se construyen, también de las casas que ya están construidas, que habrá que reformar o rehabilitar para conseguir inmuebles sostenibles.

cambio climático

cambio climático

¿Cómo hacer viviendas sostenibles?

Ahora que ya somos conscientes de la gravedad del problema y de los cambios que tienen que hacerse, veamos cómo podemos hacer viviendas mucho más sostenibles con el medio ambiente.

  • Orientar la vivienda para aprovechar al máximo la luz del sol.
  • Uso de energías renovables como placas solares.
  • Construcción de casas pasivas y ecológicas.
  • Usar electrodomésticos A+ o superior y bombillas LED.
  • Reciclar y usar materiales reciclables para la construcción.

Podemos aportar con pequeños gestos del día a día, pero es importante empezar con el cambio desde nuestra casa. Si estás pensando en comprar una vivienda siempre puedes optar por las casas sostenibles, ahorrarás cada mes en la factura y ayudarás a salvar el planeta 🌍.

Compra una casa sostenible con Housfy

 

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍