Decorar tu nuevo hogar es realmente emocionante, pero requiere tiempo para buscar las mejores opciones. El estilo y la funcionalidad van de la mano a la hora de decorar cualquier estancia. Es por ello por lo que tenemos que pensar en estos aspectos detenidamente. En este caso, vamos a analizar más detalladamente la instalación de las puertas correderas.

Las puertas correderas son una buena opción que la gente está usando últimamente. Se utilizan para no invadir tanto el espacio de una estancia y ofrecer amplitud al conjunto de la vivienda entre otras ventajas.

Ventajas de las puertas correderas

Las ventajas que ofrecen son tanto estéticas como utilitarias. Una de las ventajas más evidente que tienen las puertas correderas es capacidad para ganar espacio en comparación con las puertas de toda la vida. Cuando una estancia de nuestra vivienda es pequeña, una puerta ocuparía una gran parte de este espacio. En cambio, con las puertas correderas este sitio no se verá tan pequeño y aprovecharemos al máximo los metros cuadrados de esta habitación.

También funcionan como elementos perfectos para diferenciar dos estancias. Si disponemos de un acceso abierto de una estancia a otra podemos colocar una puerta corredera y ganar dos espacios diferentes. Pero a parte de esto, este tipo de puertas nos dan esa comodidad en nuestra rutina diaria en nuestro hogar.

En cuanto a la ventaja estética, las puertas correderas aportan el estilo moderno y la facilidad de decorar nuestras estancias con amplias posibilidades.

Estas ventajas crean una vivienda más cómoda con más posibilidades de decorar los espacios con un estilo moderno y elegante. Además, en el mercado podemos encontrar un amplio abanico de este tipo de puertas. Por lo que combinarlas con el estilo de tu hogar no será un problema. Sin lugar a duda, una alternativa funcional a las puertas tradicionales.

Todo tiene sus desventajas…

Todo en esta vida tiene su lado positivo y su lado negativo, como el hecho de instalar una puerta corredera. Es cierto que las ventajas son mayores que las desventajas. Es por eso por lo que le hemos dado más protagonismo en este post. Pero, no debemos de olvidar sus puntos débiles ya que pueden ser importantes para tu día a día.

Este tipo de puertas no bloquean tan bien el ruido como las puertas clásicas. Las puertas correderas no son tan herméticas y no cierran del todo. Si en tu hogar es importante la intimidad, estas puertas no te concederán este privilegio. Podemos identificar aquellas zonas que no es tan importante perder esta intimidad como el salón o la cocina.

¿Qué tipo de puerta corredera elegir?

Existen una amplia variedad de puertas correderas, por lo que la decisión solo se limita a niveles estéticos y funcionales. Son muchas las variedades de puertas que podemos encontrar, estas son las más demandadas:

  • Puertas correderas de madera: Estas puertas son las que más nos recordarán a las puertas tradicionales. Estas puertas correderas dan un toque clásico y elegante a la vivienda, sin dar de lado a ese estilo moderno que tanto deseas.
  • Puertas correderas de cristal: Estas puertas son una buena opción para aportar luminosidad y amplitud a una determinada zona. Dentro de esta variedad tendrás las puertas completamente trasparentes y las puertas traslúcidas. Elegir una u otra influirá en nuestra idea de querer mostrar la estancia entera y ver lo que ocurre dentro o no.
  • Puertas correderas con acabados lacados: El estilo de este tipo de puertas te maximizarán el estilo moderno que buscas en tu hogar, ya que su acabado es más moderno. Perfecto para ir a juego con la decoración de las paredes de cada zona de tu vivienda.

Si quieres que una estancia gane espacio, que tu día a día este repleto de comodidad y que tu vivienda cuente con un estilo moderno, las puertas correderas son una elección apropiada. Eso sí, la decisión final del estilo de la puerta la dejamos en tus manos 😉

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍