En este blog te contamos cosas prácticas relacionadas con el sector inmobiliario y el mercado de la vivienda. Hoy te explicamos qué es el derecho de tanteo y retracto, un derecho real de adquisición preferente de mucho valor sobre una propiedad en contrato de arrendamiento.

Vende tu piso sin comisiones

¿Qué es el derecho de tanteo y retracto?

Estos derechos entran en escena en el momento en que el propietario de un piso pone a la venta su vivienda arrendada a un tercero. Este inquilino tendrá la prioridad de comprar el piso antes que ningún otro interesado. Es decir, si él quisiera comprar la vivienda donde en este momento está en régimen de alquiler, será el primero de la lista.

El derecho al tanteo ofrece esta prioridad al inquilino antes de la compraventa; el derecho de retracto, en cambio, ofrece esta preferencia una vez la operación de compra venta ha finalizado.

El derecho de tanteo

Cuando un propietario tiene la intención de vender su vivienda, debe avisar a su inquilino de esta operación y de las condiciones en las que quiere ejecutarlo. El titular de este derecho preferente, en este caso el arrendatario, tendrá la posibilidad y la preferencia de adquirir este inmueble, si así lo quisiera. Este derecho incluye que el precio que el arrendador debería abonar por la operación de compraventa de este inmueble pagando la misma cantidad por la que un tercero compraría la propiedad.

El derecho de retracto

Este derecho, al contrario que el derecho de tanteo, se da una vez llevada a cabo la acción de la compraventa de un inmueble hacia un tercero. En este caso el inquilino de una propiedad podrá sustituir la posición del comprador de la propiedad. De esta manera se adquiere esta vivienda con las mismas condiciones y el mismo contrato de compraventa con el que iba a ser comprado.

Esta situación no hace que se invalide el contrato de compraventa a un tercero, sino que el beneficiario de este derecho puede subrogarse en la posición de este tercero. Es decir, el actual inquilino de esa propiedad en alquiler tendrá el derecho de adquisición preferente para comprar la vivienda y ocupar la posición de ese posible comprador si así lo quisiera. Eso sí, con el mismo precio y condiciones con el que se había llegado al acuerdo.

Empieza hoy y vende tu piso con Housfy

Un derecho lleva a otro derecho

Cuando una persona cuenta con el derecho de tanteo automáticamente también contará con el derecho de retracto. Eso sí, solo entrará en escena el derecho de retracto si esa persona no ha podido ejecutar de este primer derecho, el derecho de tanteo.

Ejemplo sobre el derecho de tanteo y retracto

Si lo vemos en un ejemplo quizás lo veamos todo más claro. El inquilino de una vivienda con derecho de tanteo se entera que el propietario pone a la venta el inmueble donde actualmente está viviendo. Entonces, el inquilino decide ejercitar su derecho de retracto para ocupar la posición de la persona para adquirir el inmueble.

El propietario de esta propiedad tendrá unas obligaciones para que el inquilino pueda utilizar estos derechos. Cuando el propietario ha decidido poner en venta el inmueble debe de contárselo al inquilino. Éste tendrá un plazo mínimo de 30 días naturales para dar una respuesta y ejercer su derecho de compra.

Si el propietario no avisara al inquilino de que va a vender la vivienda, y ya está llevando a cabo todo el proceso de compra, es cuando el inquilino ejecutará su derecho de retracto. Este cuenta con un plazo mínimo de 30 días naturales para utilizar su derecho. Anulando la operación de compra y obteniendo la preferencia para adquirirla con las mismas condiciones y con el mismo precio.

Vende Tu Piso Housfy

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍