Cuando te mudas a una nueva casa, ya sea mediante compra o alquiler, debes tener en cuenta los suministros, como la instalación eléctrica, ya que lo más probable es que necesiten una puesta a punto. En este artículo detallamos todo lo que se debe tener en cuenta para no tener ningún problema y para que, además, no se acabe pagando de más en las facturas.

¿Qué significa ser titular?

A efectos legales, titular es aquel que está haciendo uso de la energía eléctrica. Sin embargo, por mucho que uno alquile o venda la casa a un tercero, si no se realiza el cambio de titular, las facturas seguirán recayendo sobre el antiguo ocupante de la vivienda. Por eso es importante cambiar el nombre en el contrato eléctrico en toda mudanza.

Cambio de titularidad de la instalación eléctrica

Si al llegar a tu nueva casa el suministro eléctrico está a otro nombre, pueden darse dos situaciones distintas.

En primer lugar, puede que estés de acuerdo con la tarifa contratada. En ese caso, solo tendrás que realizar un cambio de titularidad.

Si, por el contrario, el contrato heredado no te convence, como usuario tienes derecho a elegir la tarifa y la empresa comercializadora que más te convenga. El cambio de comercializadora es un proceso gratuito y sencillo y en ningún momento del mismo se cortará el suministro eléctrico.

Certificado de Instalación Eléctrica (CIE)

Tanto para cambiar la titularidad como para cambiar de compañía, es necesario disponer de un Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) o boletín eléctrico. Este boletín certifica que la instalación eléctrica se encuentra en buen estado y que, por consiguiente, puede recibir el suministro eléctrico.

Es posible que la vivienda ya disponga de un boletín eléctrico y este se encuentre vigente. En ese caso, no tendrás que hacer nada. Pero si no es así, tendrás que conseguir un nuevo CIE. En algunos casos es tan sencillo como entrar en internet y buscar plataformas como Certicalia. Para obtener el boletín eléctrico con Certicalia tienes que indicar lo que necesitas y un técnico autorizado se pondrá en contacto contigo para inspeccionar tu instalación y darle el visto bueno.

Para realizar el cambio de titularidad, en Cataluña pueden pedir también el Boletín de Reconocimiento de Instalaciones Eléctricas (BRIE) o boletín azul.

Cambio de potencia contratada en la instalación eléctrica

Si realizas el cambio de titular, estarás conservando el contrato del usuario anterior y su tarifa. Lo único que cambiará es el nombre que figura en el acuerdo. Pero has de tener en cuenta que ese contrato está adecuado a las necesidades de consumo de ese otro usuario y no a las tuyas.

Es posible que no requieras de tanta potencia para abastecer todos los equipos y aparatos de tu casa. Para comprobarlo puedes aprovechar la visita del técnico para que, además de realizar el Certificado de Instalación Eléctrica, determine si puedes reducir la potencia. De ser así, conseguirás ahorrar en la factura de la luz unos 60 euros al año por cada tramo de potencia disminuido.

Por el contrario, puede que necesites aumentar la potencia. Una forma sencilla de comprobarlo es poner en funcionamiento todos los aparatos de la casa de forma simultánea. Si se bajan los diferenciales, seguramente necesites contratar más potencia.

Para modificar los kilovatios tendrás que realizar un boletín eléctrico nuevo, aunque ya exista uno en vigor. De esta forma, el técnico se asegurará de que la instalación eléctrica puede soportar los nuevos niveles sin que esto suponga ningún riesgo para la seguridad del inmueble y de los usuarios.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍