Aunque el término de “viviendas protegidas” o “viviendas de protección oficial” es muy oído, puede que aún no sepas qué ventajas o desventajas pueden tener a la hora de solicitar una.

¿Qué es una vivienda de protección oficial?

Una vivienda es definida como “vivienda de protección oficial” cuando ésta cumple una serie de características establecidas por la Comunidad Autónoma a la que pertenece, relacionadas con unas dimensiones máximas y un precio máximo. Una vez que se han realizado las comprobaciones, el promotor obtiene el estado y las Comunidades Autónomas le otorgan una serie de ayudas en relación al precio máximo al que se puede vender o alquilar la vivienda.

Por lo tanto, la vivienda de protección oficial tendrá un precio inferior al resto de inmuebles. Sin embargo, éstas deberán cumplir una serie de limitaciones: Por un lado, la vivienda deberá destinarse a vivienda habitual para familias que no superen unos ingresos determinados. Por otro lado, tanto el precio máximo de venta/renta, como los ingresos de los compradores y otros requisitos serán estipulados por la Comunidad Autónoma donde se encuentre el inmueble.

¿Qué ventajas y qué desventajas tienen las viviendas protegidas?

Una de las principales ventajas que nos viene a la cabeza cuando hablamos de viviendas protegidas es el ahorro que supone en comparación con una vivienda libre. Además, el hecho de que la Comunidad Autónoma respectiva ofrezca ayudas también supone una gran ventaja para aquellas familias que no superan unos ingresos máximos.

No en vano, también existen desventajas en las viviendas protegidas. Si estás pensando en comprar una vivienda de protección oficial debes tener en cuenta que la venta debe de ser para una residencia habitual y permanente, y por lo tanto, no hay posibilidad de venta. Asimismo, en el hipotético caso de que estés interesado en vender tu vivienda protegida en un plazo inferior a los diez años, debes saber que has de solicitar una autorización a la Comunidad Autónoma. Pero no solo eso, sino que tendrás que devolver todas las ayudas recibidas hasta el momento.

¿Quién promueve este tipo de viviendas protegidas?

  1. Las empresas públicas: Normalmente adjudican las viviendas a través de sorteos.
  2. Empresas privadas: Es la promotora quien se encarga de la comercialización de la vivienda.
  3. Autopromoción: Es el comprador quien promueve la misma vivienda.

Quiero solicitar una vivienda protegida… ¿Necesito algún requisito?

Vviviendas Protegidas

Sí. A pesar de que, como hemos comentado anteriormente, cada Comunidad Autónoma establezca sus parámetros, existen una serie de requisitos necesarios para que te concedan una vivienda de protección oficial:

  1. No tener una vivienda de protección oficial anterior.
  2. No ser propietario de ninguna vivienda libre.
  3. Estar en un registro público o de demandantes.
  4. Disponer de unos ingresos mínimos.
  5. No haber recibido ayudas financieras por parte del Estado.

Tengo todos los requisitos de las viviendas protegidas… ¿Cómo puedo solicitarla?

En primer lugar, tienes que apuntarte a la lista de solicitantes de la Comunidad Autónoma donde estés empadronado. Asimismo, también hay otras vías para solicitar una vivienda y es a través de una empresa promotora o gestora de cooperativas que lleve este tipo de operaciones. Esta última alternativa es buena para conocer el proyecto y que sea el interesado quien elija lo que le interesa.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍