Uno de los mayores problemas a la hora de conseguir una hipoteca hoy en día es la entrada. La gran mayoría de bancos no financian más del 80% del valor de compraventa. Esto significa que cualquiera que quiera pedir una hipoteca debería tener ahorrado el 20% del valor de la vivienda más los gastos de compraventa. Pero, ¿quién puede, hoy en día, permitirse ahorrar tanto dinero? Disponer de tanto dinero sin ninguna ayuda externa es realmente complicado y esto deja sin posibilidades de conseguir financiación a muchos compradores. Pero no perdáis la esperanza todavía. Conseguir una hipoteca sin entrada es todavía posible y te contamos cómo hacerlo.

Conseguir Hipoteca sin ahorros

Cada banco es un mundo

Cierto es que la norma general es la del 80%. Sin embargo, cada banco es un mundo. Hay entidades que tienen clarísimo que no van a financiar más, pero hay otras que en algunos casos si que se plantean poder llegar a financiar un porcentaje más elevado. Conseguir una hipoteca sin entrada es posible, pero debes encontrar el banco adecuado y cumplir con alguna de estas casuísticas:

  • Ser funcionario: Buenos sueldos, poco riesgo de impago y mucho potencial como cliente. Por ello los bancos pueden acceder a conceder una hipoteca sin entrada si cumples con este perfil determinado.
  • Jóvenes con proyección: El banco valora positivamente aquellos jóvenes que ocupan puestos de responsabilidad y que tienen una gran proyección laboral.
  • Pisos de banco: Si vas a comprar piso de banco quizás la propia entidad te conceda una hipoteca sin entrada para liberarse del stock de viviendas vacías.
  • Doble garantía: Otra alternativa para conseguir hipoteca sin entrada es avalar la operación con una vivienda libre de cargas. Dicha vivienda cubre el 20% de la operación y deja servir como garantía una vez esté pagado dicho porcentaje.

Cómo negociar una hipoteca sin entrada

Hipoteca sin entrada

A la hora de conseguir una hipoteca con las mejores condiciones, el poder de negociación es muy importante. Si vas a tu banco eres cliente de hace tiempo y conoces al director sabes que podrás negociar un apaño en las condiciones. No obstante, si tu banco no da más de si y vas a buscar suerte a otras entidades, tu poder de negociación es nulo. Para ser claros, si no te conocen, no te van a ayudar.

Es en este punto donde se le da valor al trabajo de un asesor hipotecario. Un buen equipo de asesores y brokers habrá negociado y cerrado un sinfín de operaciones con muchas entidades. Esto hace que cualquier operación que presenten sea considerada como una operación de confianza. El asesor sabe hasta dónde puede llegar el banco, y si el perfil de la operación es bueno, conseguir hipoteca sin entrada todavía es posible.

La importancia del valor de tasación

Hasta ahora hemos hablado del valor de compraventa, pero lo cierto es que existe otro valor que los bancos tienen igual o más en cuenta todavía. El valor de tasación. Algunos bancos sólo se basan en este valor para conceder sus créditos. La norma es que conceden siempre como mucho el 80% del valor de tasación. Si resulta que el precio de venta del piso que te quieres quedar es inferior al de tasación, el banco podrá financiarte más del 80% del precio. Puede que así, incluso puedas conseguir una hipoteca sin entrada.

Hipoteca sin entrada: Hecha la ley hecha la trampa

Puede que lo hayas probado todo y aún así no consigas financiación. En este caso, aún queda otra alternativa: Comprar piso de alquiler con opción a compra. Con este tipo de contrato, todo o parte de lo que pagues de alquiler servirá para pagar la entrada de el piso. Cuando termine el contrato, sin haber ahorrado nada, tendrás un porcentaje del piso pagado podrás negociar la mejor de las hipotecas con Housfy.

banner-hipotecas-Housfy

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍