En este post hablaremos sobre comprar pisos en Barcelona, de sus ventajas, de los precios y, en definitiva, de todo lo que nos interesa saber para tomar esta decisión.

¿En qué invierten realmente los españoles? ¡En comprar pisos!

El mercado inmobiliario está creciendo y recuperando sensaciones. No es noticia, los precios están subiendo, las operaciones incrementándose y los constructores vuelven al negocio. A pesar de que aún el sector no está a los mismos niveles que antes de la crisis, muchos creen que se recuperará en unos años. En ciudades como Madrid o Barcelona el precio del metro cuadrado sube año tras año y los inversores se frotan las manos para comprar.

Comprar pisos Barcelona

Fuente: La Vanguardia

No obstante, no solo los inversores están aprovechando este boom. A este mercado se ha sumado un nuevo actor: el ciudadano de a pie. Y es que hoy en día la inversión de inmuebles es la que da más rendimiento, ¡hasta de un 9% de media!

Parémonos a analizar este fenómeno desde un caso práctico

Antonio lleva toda la vida trabajando, está casado con su esposa y tiene tres hijos. Vive en un piso de 130m2 en el barrio de Sant Antoni. Hace años que terminó de pagar su hipoteca. Es fontanero autónomo y factura alrededor de 2.500€ al mes.

Está preocupado porque en todas partes se habla de que no hay dinero para pensiones. Antonio es un hombre de acción y decide buscar una fuente de ingreso alternativa para generar ahorro pensando en la jubilación. Decide alquilar su piso a unos estudiantes por 1.300€ al mes y comprar otro en Horta, igual de grande. Pagará, con el alquiler que reciba, unos 600€ de hipoteca, por lo que obtendrá 700€ al mes de beneficio entre ambas operaciones.

Antonio tiene 45 años. Para cuando se jubile habrá ahorrado cerca de 180.000 €. Ah, y será propietario de 2 viviendas en Barcelona cuyo valor habrá aumentado de manera importante, de las cuales una le seguirá generando un ingreso mensual por alquiler.

Comprar pisos Barcelona

Fuente: Expansión

El caso de Barcelona

El año pasado en Barcelona 4 de cada 10 viviendas fueron compradas por inversores, tanto grandes como pequeñas. Por lo tanto, que Barcelona es una de las ciudades más bien valoradas para vivir es un hecho y una realidad.

A día de hoy, en Barcelona, es más barato pagar una hipoteca que un alquiler. Por lo tanto, se podría pagar una hipoteca de 800 euros por un piso de 400.000. Si a esto le sumas que lo alquilas, el precio podría subir a 1.300 euros al mes, obteniendo un beneficio de 500 euros, por poner un ejemplo. Además del ingreso mensual por el alquiler, el valor del piso aumentará año tras año. ¡Se mire como se mire, todo son beneficios y ventajas!

Plataformas como Housfy permiten encontrar viviendas en Barcelona y Madrid y comprarlas rápidamente por su precio de mercado, sin comisiones, ni intermediarios.

Observando las dinámicas de ciudades como Londres, París o Amsterdam, todo apunta a que Barcelona seguirá la misma dirección. El precio de la vivienda seguirá subiendo y muchos lo aprovecharán para comprar para ganar algún dinero.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍