Cuando tomamos esa decisión de comprar una vivienda, ya sea habitual o una segunda residencia, tenemos que sumar un gasto fijo a esa lista interminable de gastos que controla nuestra economía. Todos los propietarios de pisos y locales que componen la comunidad de un edificio deben tener en cuenta que tienen fijada una cuota de comunidad. Esta cuota puede tener diferentes modalidades, puede ser mensual, trimestral, semestral o anual, y servirá para pagar gastos comunes, gastos extraordinarios y las famosas y tan odiadas derramas.

Esto puede parecer sencillo, pagas un importe en un periodo determinado y listo. Pero todo se complica cuando varias personas tienen que ponerse de acuerdo en un tema donde el principal protagonista es el dinero, todo se complica. Muchos propietarios no están de acuerdo con el importe que abonan a la comunidad, y este desacuerdo genera cierto malestar ralentizando obras y acciones que deberían llevarse acabo en la mayor brevedad posible.

pago comunidad

¿Quién debe pagar la cuota de comunidad?

Algunos propietarios de viviendas alquiladas incluyen como gasto la cuota de la comunidad en los contratos de arrendamiento. Y aquí es donde tenemos que prestar atención, ya que está practica no es la correcta. No importa si el propietario tiene la propiedad como vivienda habitual o como segunda vivienda en alquiler, el propietario siempre será el que tenga que abonar la cuota de comunidad y nunca el inquilino.

¿Y si tengo un vecino que no paga la comunidad?

No siempre la cuota de la comunidad es pagada por el propietario, en ocasiones (y últimamente con más frecuencia que lo habitual) en la comunidad hay algún vecino moroso que no puede hacer frente a este gasto con su economía doméstica o porque al estar en desacuerdo con la cuota no la quiere pagar. Cuando se da esta situación, el resto de los vecinos que componen la comunidad pueden denunciar a este vecino moroso.

Para ello, se debe realizar una junta y hacer constar en el acta la aprobación de la liquidación absoluta de la deuda. Una vez que los vecinos han llegado al acuerdo se deberá realizar un certificado para comunicar al vecino que debe liquidar su deuda. Si la morosidad perdura, se resolverá esta disputa a través de la vía judicial, entregando una demanda al Juzgado de Primera instancia del lugar donde este situada la vivienda. Mientras el caso está en proceso judicial, los vecinos deberán abonar la cuota del vecino moroso.

¿Cuánto se paga de cuota de comunidad?

pago comunidad

El importe de la cuota de comunidad depende mucho de las instalaciones y equipamiento que tenga la finca y también de los gastos que supone tener esa finca en buen estado y funcionamiento. Instalaciones como la piscina o la zona deportiva, así como el jardín y otras zonas comunes suponen un gasto de mantenimiento que repercutirá directamente a la cuota que tiene que pagar el vecino de esa finca. Este debe figurar en los estatutos de la comunidad de propietarios.

¿Todos los vecinos pagan la misma cuota de comunidad?

Lo normal es que cada vivienda cuente con una cuota distinta. El gasto de edificio se divide según la cuota de participación que cada vivienda tenga marcada en la Escritura de división horizontal. Esta cuota de comunidad dependerá según la Ley de Propiedad Horizontal de la superficie ocupada, su situación, altura y emplazamiento interior y exterior de cada uno de los inmuebles que componen el edificio. Se podría plantear fijar cuotas iguales para todas las viviendas de la finca, pero esta debe ser elegida por unanimidad entre los vecinos.

¿Cuándo es obligatorio pagar la cuota de comunidad y cuándo no?

Tenemos claro que todos los propietarios deben de pagar una cuota de comunidad, pero existen otros gastos que el propietario puede negarse a pagar, es decir, gastos no obligatorios. Para saber si un gasto es obligatorio o no, deberemos de saber cual es el motivo de este gasto:

  • Si se trata de un gasto destinado a una reparación necesaria del edificio, como incluir ascensor o construir rampas, este será obligatorio.
  • En cambio, si el fin de estos gastos no son imprescindibles para el mantenimiento del inmueble o del edificio y son opcionales, se realizará una votación entre los vecinos. Si en la votación se decide por mayoría seguir adelante con esta obra opcional, todos los propietarios tendrán que abonar este coste de esta reforma.

Vende Tu Piso Housfy

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍