El Día de la Usabilidad del 2019 ha llegado, y qué mejor día que hoy para recordar a las empresas la importancia que tiene la usabilidad en el diseño de una web.

¿Qué es la usabilidad web?

Empecemos con lo principal, ¿qué es y por qué es tan importante? La usabilidad web busca crear un diseño web que ofrezca una buena experiencia al usuario, centrándose en que sea: cómodo, fácil, rápido e intuitivo. Y ¿por qué es importante? Sigue leyendo para descubrirlo.

¿Por qué es importante la usabilidad web?

La experiencia del usuario con el producto debería ser una de las prioridades para cualquier empresa y la usabilidad web es uno de los puntos a tener en cuenta.

  • Incremento en el número de ventas gracias a un buen diseño. Un buen ejemplo es Amazon, un gran ejemplo de usabilidad web y de las ventajas que puede aportar a una empresa.
  • Ahorro en tiempo y dinero en el desarrollo de la web, un diseño web usable es mucho menos costoso y al haber menos incidencias también se ahorra en tiempo. Además, la web necesitará menos mantenimiento, no habrá necesidad de tantas correcciones o mejoras. Aunque nunca debemos olvidar que es importante tener una web actualizada.
  • Fidelización de clientes, si tienen una buena experiencia en la web, no dudarán en repetir. Es más, aumentan las posibilidades de que estos clientes recomienden la web a otros potenciales clientes.
  • Aumentar el tráfico y disminuir el porcentaje de rebote.
Usabilidad

Usabilidad

Claves para un buen diseño web

Ahora que ya conocemos porque es importante tener una web intuitiva y rápida, vamos a ver cómo podemos crear un buen diseño de la web. Tenemos que partir de una idea: es una web para el usuario, por lo que debemos saber quién es y qué necesita. Si conoces al usuario, podrás crear un diseño acorde a lo que necesita.

  • Contenidos ordenados y estructurados, los contenidos son una parte muy importante de una web y debe estar bien estudiado y definido para que atraiga al usuario y sea lo más intuitivo posible.
  • Tiempo. Debemos tener en cuenta que nuestros usuarios no tienen tiempo y tenemos que hacer un diseño que se ajuste a esta necesidad de tenerlo rápido y fácil. Aquí juegan dos factores: el tiempo de carga de una página y el número de clics para llegar al objetivo.
  • Responsive design. El diseño web debería estar adaptado a todo tipo de dispositivos, no es lo mismo visualizarlo en un móvil que en un ordenador. Además, la mayoría de visualizaciones de una web acostumbran a ser vía móvil, por lo tanto vale la pena dedicarle tiempo a la usabilidad web en dispositivos móviles.
  • El diseño debe ser simple, claro y sintetizado. La información tiene que ser clara y directa, si el contenido lo es, el diseño tiene que ir acorde a eso. Y tiene que ser coherente en todas las distintas páginas de la web.
  • Contenido fácil de leer y muy visual (imágenes, gráficos, vídeos, infografía…).

Errores típicos que pueden evitarse

Hay errores muy típicos que cometen las empresas a la hora de diseñar la web:

  • No tener un diseño coherente y consistente en todas las páginas de la web.
  • Diseñar según la empresa y no tener en cuenta al usuario.
  • Una web mal estructurada, donde la información no esté bien organizada, no se encuentre el botón de inicio…
  • Enlaces rotos, esto hará que el usuario tenga una mala experiencia.
  • Herramientas de búsqueda interna poco claros.
  • No usar correctamente las etiquetas H1, H2, H3…
  • URLs no amigable, es decir, con caracteres extraños. Ejemplo de URL amigable: https://housfy.com/

Ahora que ya tenemos claro cómo implementar la usabilidad web a nuestro diseño, toca ponerlo en práctica y qué mejor día que el de la Usabilidad Web para empezar con las mejoras. Podemos asegurarte que con unos mínimos cambios ya empezarás a notar sus ventajas.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍