Cada vez es más común conocer la problemática de los desahucios. La crisis económica sumada a los altos intereses de las hipotecas ha hecho que muchos ciudadanos no puedan tener en regla los pagos de su vivienda, llevando a las autoridades nacionales a proceder con el desahucio. Sin embargo, existen algunas alternativas para intentar detener el desahucio y que el propietario no tenga que irse de su casa.

Hoy en nuestro blog te contamos los cinco procesos que puedes tomar si estás al borde de un desahucio. Se trata de una serie de medidas que aplicó el gobierno para que los inquilinos intenten solucionar la situación con la vivienda en un periodo de dos años.

Negocia con el banco una solución.

¿Cómo podemos evitar un desahucio?

El banco es uno de los entes que puede ayudarte a solucionar los trámites con la vivienda, ya que es él quien tiene toda la información sobre la hipoteca concedida. Sin embargo, no es recomendable esperar hasta el último momento, ya que la entidad financiera comprenderá la situación mejor si se le había tras uno o dos impagos. Una vez explicada la situación, cada entidad tiene su forma de negociar y efectuará el plan adecuado para posibles aplazamientos o renegociaciones.

El código de buenas prácticas

Existe un código que las entidades financieras aplican a un determinado sector de la población. Se trata del código de buenas prácticas, donde se permite, dependiendo de qué circunstancia tenga la persona, aplazar o flexibilizar la deuda hipotecaria.

Entre esta sección de la población encontramos a personas cuya familia esté completamente en el paro o cuya hipoteca supere el 60% de los salarios, o también, si la hipoteca está concedida sobre su única residencia, sin superar los 120.000 euros en pequeñas poblaciones y los 200.000 euros en poblaciones más grandes.

Para quienes no se le aplique el código…

Para esas personas que no cumplen con los criterios para solicitar el código de buenas prácticas existe otra alternativa: el decreto antideshaucios. Este decreto lo que hace es paralizar el desahucio durante 24 meses, es decir, dos años. Las familias tendrían que intentar buscar una solución en este tiempo.

¿Cómo podemos evitar un desahucio?

Esta solución se les aplica especialmente a familias monoparentales, a parados sin prestación o a discapacitados, siempre y cuando tengan menos de 19.200 euros anuales y la hipoteca ya ocupe el 50% de sus pagos.

Y si no me sirve nada de esto…

Si no eres uno de los afectados en las anteriores alternativas, lo más recomendable es que acudas al juzgado. Pero para ello, es imprescindible que hayas presentado una querella aludiendo la culpabilidad del banco. Es decir, de lo que se trata es de que el juez comprenda tu caso y eche la culpa a la entidad bancaria.

En caso de que se celebre el juicio y que el juez paralice el desahucio, tendrás alrededor de diez años para intentar solucionar los problemas del desahucio. Sin embargo, esto no asegura que después de diez años no se realice el proceso.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍