Si te dijéramos que puedes vivir como esos personajes de las películas de fantasía en casas enterradas, ¿Qué nos dirías? Aunque parezca una locura este tipo de viviendas bajo tierra cuentan con muchas ventajas si se construye de una manera adecuada. Parece asombroso, pero convertir en vivienda un espacio debajo de la tierra es más sencillo que edificar una estructura desde el suelo. Por lo que, quien sabe, quizás se conviertan en las viviendas del futuro.

¿En que consisten las casas enterradas?

Estas casas enterradas son estructuras creadas bajo tierra, por lo que las paredes y los techos están cubiertos de tierra. Sin lugar a dudas, una casa que se mimetiza perfectamente con la naturaleza. Para construir este tipo de viviendas se puede hacer de dos maneras: natural o artificial. Las viviendas se pueden crear en un terreno aprovechando sus características geológicas o también es posible construir estructuras que se integran en la naturaleza. Para esta última forma de construcción se necesita la ayuda de diferentes maquinarias como excavadoras, cargadoras y otro tipo de maquinaria de construcción.

De las vigas de manera y las piedras al hormigón.

Las estructuras de los edificios han pasado de las vigas de manera y las piedras al hormigón que se utiliza hoy en día. Si echamos un vistazo a nuestra historia pasada, estas casas tuvieron su momento de protagonismo en los años 70. En esta época la crisis del petróleo provocó que el gremio de arquitectos comenzase a pensar en alternativas más respetuosas con el medio ambiente. Además, la responsabilidad social y el cuidado al medioambiente han incitado el auge de esta tendencia a buscar lo más ecológico y sostenible.

¿Qué ventajas me ofrece una casa enterrada?

Este tipo de construcción es algo que ha primera vista no resulta muy atractivo. Pero la verdad es que, si indagamos en las ventajas que aporta, entonces lo comenzamos a ver con otros ojos. Estas viviendas ayudan a nuestro planeta en diferentes aspectos no solo en el tema ecológico y energético. Sino que ayuda a nuestra sociedad con los problemas económicos que cuenta el proceso de la construcción de una vivienda del siglo XXI. Todos sabemos que construir un edificio habitable supone mucho dinero y vivir en él genera un elevado gasto energético.  Es por ello por lo que surgen alternativas que mejoran lo existente y ofrecen ventajas. Las casas enterradas son una de estas alternativas de las que hablábamos y estos son los puntos positivos que cuentan:

Puntos positivos de las casas enterradas

  • Temperatura. Una de las ventajas fundamentales en este tipo de estructura. La tierra coge especial protagonismo ya que funcionará de aislante natural conservando una temperatura constante en la vivienda. Esto permite no utilizar ningún tipo de aparato electrónico como la calefacción o el aire acondicionado. Con esta práctica conseguimos un considerable ahorro energético.
  • Mantenimiento. Las labores de mantenimiento en estos tipos de vivienda podríamos decir que son nulas. Solo nos tendríamos que ocupar de toda la jardinería para dejar una bonita fachada en perfecto estado. Sin lugar a dudas, una vivienda que se mimetiza de una forma espectacular con el paisaje.
  • Reducción de costes. Estos inmuebles cuentan con una estructura que tiene forma de cúpula creada con hormigón reforzado. Estas casas reducen el coste de la obra, las maquinas necesarias para la construcción y la mano de obra necesaria. Esto se resume en una reducción de costes y en una construcción mucho más rápida.

Como conclusión, todo esto nos muestra que estas viviendas son eficaces en gran medida, pero esta no es la única ventaja. Las casas bajo tierra necesitan menos mano de obra y menos máquinas de construcción. Por lo que, si al principio la idea de vivir bajo tierra te parecía alocada, quizás ahora tengas un par de razones para darle algunas vueltas a eso de vivir como un personaje de fantasía 😉

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍