Comprar una casa no solo es acudir a los portales inmobiliarios, elegir la vivienda, acudir a las visitas y tomar la decisión de quedártela. En realidad, es un proceso mucho más largo que toda aquella persona que está interesada en una vivienda deberá tener en cuenta. Ya no solo es el proceso de la venta, sino toda aquella documentación necesaria para comprar una casa. Por ello, siempre es aconsejable acudir a especialistas  para que te ayuden con todo el proceso de la venta. En caso de hacerlo tú, seguramente te volverás loco y dejarás la venta aplazada para otro momento.

Y justo en relación a esto, hoy te contaremos qué documentación necesaria tendrás que tener en regla para tanto si quieres comprar como para si quieres vender la vivienda.

Qué documentación es necesaria para comprar una casa

Si eres comprador…

Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes de la vida de alguien. Se trata de un cambio de una gran envergadura en la vida de los ciudadanos. Por ello, antes de proceder al pago, hay que controlar bien el estado de la vivienda.

En primer lugar, ¿tiene cargas la vivienda? Sin duda es algo imprescindible. Y para ello, lo mejor es acudir al Registro de la Propiedad a comprobarlo. Con una nota simple podrás ver si la vivienda está libre de cargas, o si, por el contrario, aún está por pagar alguna deuda.

En segundo lugar, ¿está al corriente de los pagos? Esto es, si el propietario ha terminado de pagar las cuotas de la Comunidad o los suministros de agua, luz y gas. Si eres comprador, tendrás que tener estas cuestiones solucionadas si no quieres tener que encargarte tú.

Y, en tercer lugar, ¿tienes el dinero suficiente para hacer frente a la compra de la vivienda y a sus gastos? Ya no se trata solo de comprar el inmueble, sino también hay que pagar toda la gestión como la notaria, la asesoría o el impuesto municipal.

Qué documentación es necesaria para comprar una casa

Y además de esto, ¿qué documentación necesaria para comprar una casa?

Una vez que tengas el trámite claro, ten en cuenta que también necesitarás otra tipo de documentación. Entre otras cosas:

  • El título de la propiedad.
  • El certificado de dominios y cargas (Documento que sirve, también, para saber si la vivienda tiene cargas o no)
  • El plano de la vivienda en escala de 1/50
  • Cédula de habitabilidad. Sin duda, es ¡importantísimo! Ningún inmueble se podrá estipular como vivienda si no dispone de cédula de habitabilidad. Además de por seguridad, te curarás de posibles timos.

Y si soy vendedor…

Si, en cambio, eres un vendedor que estás interesado en poner a la venta tu inmueble, debes de tener en cuenta que tendrás que tener en regla una serie de documentos. Entre ellos, encontramos el Documento Nacional de Identidad, debidamente reglamentado; la nota simple registral donde aparezca que tú eres el verdadero propietario de la vivienda, así como que la vivienda está libre de cargas.

La nota simple es importante, no solo por lo que acabamos de comentar, sino también porque puede que el comprador sea el primero en pedírtela para comprobar que la vivienda está lista para la venta.

Asimismo, deberás de tener a mano el último recibo del IBI para facilitárselo al comprador y asegurarte de su pago; los planos de la vivienda y los estatutos de la comunidad de propietarios, y, por último, la fotocopia de la escritura de la compraventa.

Como veis, la compraventa de inmuebles no siempre es tarea fácil. Para que no te vuelvas loco con todo el proceso de compra, lo mejor es asistir a profesionales que además de conocer el mercado, saben asesorarte y te acompañan a la firma.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍