Cuando alquilamos una vivienda, o la compramos, uno de los primeros pasos que hay que hacer es el cambio o contratación de los suministros. Para ello, hay que informarse previamente y ver cuáles son las tarifas y cuánto necesitamos de luz. Puede que el anterior inquilino contratase una potencia muy alta y esto va a reflejarse en una factura de la luz muy alta, estos puntos hay que mirarlos para poder mejorar la contratación y ahorrar más dinero en luz. Hoy veremos las claves para entender la factura de la luz. ¡Vamos allá!

Ahorra dinero con HolaLuz

La factura de la luz: cómo leerla

Este documento acostumbra a tener de 3 a 4 páginas, pero nos centraremos solamente en lo importante: de dónde sale el importe final que debemos pagar. Para saberlo tenemos que fijarnos en:

  • Potencia eléctrica.
  • Consumo eléctrico.
  • Impuestos y alquileres.

Potencia eléctrica

La potencia eléctrica contratada es aquello que pagaremos sí o sí, es decir, un término fijo. Aunque nos estemos alumbrando con velas durante un mes este importe va a aparecer en la factura. Se trata de lo que pagamos por los kilovatios (kW) que tenemos contratados. Es una sencilla multiplicación:

kW contratados x precio Kw x período facturado = potencia eléctrica contratada

A este importe debemos sumarle, como si de una autopista se tratara, el peaje de acceso. Fijados cada año por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo representan los costes por acceder a la red eléctrica.

factura de la luz

Consumo eléctrico

Por otro lado, tenemos la variable consumo eléctrico que depende, esta vez sí, de lo que consumimos. Se mide por kilovatios/hora (kWh) y nos permite contratar la tarifa más adecuada según nuestras necesidades de ahorro. Por ejemplo, si durante el día no hay nadie en casa, pero por la noche es cuando más electricidad consumís os interesa tener una tarifa de “discriminación horaria”. Este tipo de tarifas abaratan el precio del kWh en las horas nocturnas.

Impuestos y alquileres de la factura de la luz

Finalmente, nos encontramos con los impuestos y alquileres. Tenemos el impuesto de la electricidad (un 5,11% aproximadamente) que representa un porcentaje muy pequeño respecto al IVA del 21% y también va incluido en la factura. Los alquileres son el importe que pagamos mensualmente por el contador (a no ser que contéis con uno propio, cosa no muy habitual).

Ahora que ya sabéis todo lo que necesitáis sobre la factura de la luz ya podéis ponerlo en práctica. ¡El de marzo está a la vuelta de la esquina!

Ahorra hasta 100€ al año en luz

Si quieres ahorrar en la factura de la luz, empieza por contratar la mejor opción. En Housfy, contamos con la colaboración de HolaLuz para ofrecer a nuestros clientes la mejor oferta.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍