No puedo seguir pagando la hipoteca, ¿qué puedo hacer?

No puedo seguir pagando la hipoteca

Después de mucho buscar por fin has encontrado el hogar ideal, el siguiente paso es encontrar la hipoteca para ti, y comenzar a disfrutar en tu nueva vivienda. Sin embargo, muchas veces las cosas no suceden como esperamos y es posible que se produzcan cambios que alteren nuestra vida. Uno de ellos es no estar pasando por una buena situación económica. En este caso puede que hayas pensado: no puedo seguir pagando la hipoteca, ante esta situación te explicamos que puedes hacer y las alternativas que existen.

Alternativas para pagar la hipoteca

En el momento en que atravesamos una difícil situación financiera, es posible que no podamos hacer frente a los diversos gastos que tengamos. Bien pueden ser los suministros de la vivienda como la electricidad, el agua o el gas o bien la hipoteca, que normalmente suele ser lo último en dejar de pagar. 

Antes de llegar a este panorama, lo mejor es llevar un control de nuestra economía doméstica para evitar estar sobrepasados de deudas y no poder afrontar los pagos. Un calendario de presupuestos o un análisis de nuestros costes nos ayudará a llevar un mayor control sobre las fianzas personales. 

Minimizar gastos y encontrar nuevas fuentes de inversión

Si has llegado al punto de “no puedo pagar la hipoteca”, lo primero que puedes hacer es apretarse el cinturón. Haz un estudio de todos los gastos y evalúa si puedes prescindir de alguno de ellos. Quizás así puedas empezar ahorrar y asumir las mensualidades de la hipoteca.

También, puedes buscar otras vías para conseguir más ingresos. Por ejemplo alquilando una plaza de párquing o un trastero, si está en desuso. Así reunirás más dinero para poder afrontar los pagos.

Negociar con la entidad financiera

Otra alternativa es acudir a tu banco para explicarles la situación por la que estás pasando y así poder llegar a una solución. Algunas de ellas pueden ser las siguientes: 

  • Puedes solicitar una carencia del préstamo hipotecario parcial o total. Esta opción te permitirá no pagar las cuotas durante un tiempo, o bien, solo ir pagando los intereses hasta que la situación económica mejore. 
  • También, puedes ampliar el plazo de amortización de la hipoteca para que las cuotas sean más bajas.
  • O si bien tienes varias deudas con la entidad bancaria puedes reunificar las deudas, de esta manera solo tendrás una única cuota más baja. 

Recuerda que el banco no está obligado a concederte alguna de estas propuestas además, es posible que cualquiera de estas operaciones operaciones que se realice conlleve ciertos gastos de comisión. 

Donación en pago 

En caso de que no haya resultado efectiva ninguna de las opciones anteriores, y aún pienses no puedo seguir pagando la hipoteca, tienes otra vía de negociación con el banco: la donación en pago.

La donación en pago consiste en entregar el inmueble hipotecado al banco a cambio de saldar la deuda. De este modo, no tendrás que seguir pagando las cuotas mensuales, ni los intereses de demora ni las comisiones de impago. Aunque que muy pocas entidades financieras lo ofrece.

Vender la vivienda

Si bien es cierto que esta alternativa no es la más deseada puede ayudarte acabar con la deuda. Vender piso, por un precio por un precio igual o superior a la deuda que tienes pendiente con el banco. Tu hipoteca quedará liquidada y con un poco de suerte puede que sobre algo de dinero para qué empieces ahorrar. 

Cabe señalar que antes de hacer este paso es mejor tener una opción viable para vivir, ya sea un nuevo hogar o buscar un alquiler.  

¿Qué pasa si no puedo seguir pagando la hipoteca?

Si por lo que fuera ninguna de las vías presentadas no tuvieran efecto, y finalmente no pudieras hacer frente a los pagos de la hipoteca, el banco podría iniciar los siguientes trámites:

  1. Cobro de intereses de demora: lo que supone que a la deuda que tienes con la entidad deberás sumarle los intereses por los retrasos. Esta comisión encarecerá el préstamo y se cobran desde el primer atraso.
  2. Cobro por comisión de reclamación de la deuda: por avisarte el banco aplicará una comisión por no haber abonado la mensualidad de la hipoteca.
  3. Inicio de la ejecución hipotecaria o embargo: puede que te preguntes que a partir de que deuda te pueden embargar, pues bien una vez haya transcurrido el plazo estipulado que figure en la cláusula de vencimiento del contrato, el banco podrá tomar acciones legales emprendiendo una demanda judicial para embargar la vivienda.

Encuentra tu hipoteca con Housfy

Esperemos que no tengas que llegar a ninguna de estas situaciones, y que una vez tengas tu vivienda de ensueños solo te falte contratar hipoteca. Desde Housfy podemos ayudarte a buscar el mejor préstamo hipotecario que se ajuste más a tu perfil. Cuenta con nuestros brókeres hipotecarios que estarán para acompañarte en todo el proceso para que ahorres tiempo, dinero y trabajo. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, ¡te esperamos!

Consigue con Housfy la mejor hipoteca para tiDesde TAE Variable 0.95% y TIN 0.55%+Eur a 30 años (1)

(1) VARIABLE: TAE Variable 0,949% / TIN Variable 0,55% + Euribor . Importe 150.000€. Plazo 30 años 360 cuotas de 452,9€. Importe total adeudado 163.066,17€. Cumpliendo condiciones de nómina domiciliada, 3 recibos de suministros básicos, seguro de vida y seguro del hogar contratado por la entidad bancaria. El coste puede fluctuar en función de subidas y bajadas del Euribor, con lo que la cuota y total adeudado pueden variar durante la vida del préstamo. Ejemplo calculado en base a Euribor a un año publicado en abril de 2022 en el B.O.E correspondiente al mes de abril del 2022 (+0,013%) y sistema de amortización francés.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta