¿Qué es un seguro decenal?

¿Qué es el seguro decenal?

Las viviendas de obra nueva son la mejor opción para aquellas personas que quieren estrenar un piso totalmente nuevo. Pero este tipo de viviendas no está exento de riesgo, y es por eso que existe el seguro decenal. Si quieres vender tu piso para comprar una vivienda de obra nueva, este artículo te interesa.

Seguro decenal: ¿Qué es?

Un seguro decenal es una póliza que protege a los propietarios de viviendas recién construidas durante un plazo de diez años. Este seguro garantiza que los propietarios sean compensados ante cualquier daño material que sufra el edificio debido a la propia construcción o que afecten a elementos estructurales, siempre y cuando estos daños puedan suponer un riesgo para la estabilidad de la vivienda.

Por tanto, este seguro garantiza la seguridad de los habitantes frente a los daños en la construcción o en problemas de asentamiento del suelo, pero no cubre los daños producidos por el deterioro de las viviendas debido al paso del tiempo y su uso. Por lo que no se trata de un seguro multirriesgo de hogar, ya que solo cubre los problemas “de fábrica” del edificio.

¿El seguro decenal es obligatorio?

Sí, la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) exige la contratación del seguro decenal para edificaciones cuya finalidad principal sea la de vivienda. Este seguro debe ser asumido por el promotor del edificio ya que para que la obra nueva pueda ser inscrita en el Registro de la Propiedad, es obligatorio que tenga contratado el seguro decenal. Por lo que el promotor no puede obtener financiación hipotecaria o comercializar las viviendas si no dispone de este seguro.

Por este motivo, toda empresa promotora o persona particular que quiera hacer una obra de construcción para terceros, está obligada a contratar un seguro de garantía decenal para cubrir los defectos estructurales que puedan aparecer en la obra durante un plazo de diez años.

¿Qué cubre y qué no cubre este seguro?

Los elementos que cubre este seguro durante diez años son:

  • Daños estructurales que amenacen la estabilidad del edificio.
  • Desperfectos o vicios de fábrica.
  • Mala construcción en el asentamiento del terreno, en los forjados, las vigas, mal estado de los pilares…

Los elementos que no cubre son:

  • Daños causados por el propietario en el interior de su vivienda.
  • Daños en los bienes personales.
  • Desperfectos por reformas u obras realizadas posteriormente.
  • Desperfectos por mal uso y mantenimiento inadecuado.
  • Desperfectos por una explosión o un incendio, siempre y cuando no sea ocasionado por defectos de construcción.

¿Cómo funciona este seguro?

Este seguro protege tanto al promotor de la vivienda como a sus propietarios, por lo que ofrece una doble protección, ya que la aseguradora responde a los desperfectos de construcción de obra nueva indemnizando directamente a los compradores.

El seguro decenal consta de tres plazos diferentes para reclamar la reparación de los daños en las viviendas. Estos plazos son:

Un plazo de diez años para reclamar daños que afecten a los elementos estructurales, es decir, cimentación, las vigas, los forjados, los soportes, etc. Estos suelen ser infrecuentes pero graves y costosos.

Un plazo de tres años para los defectos en los elementos constructivos, como por ejemplo, ventanas, muros que no sean de carga, suelo, techos, etc. Y de las instalaciones que no cumplan con los requisitos de habitabilidad, como pueden ser los malos olores, humedades persistentes, problemas con la caldera, etc. 

Un plazo de un año para los defectos producidos en los acabados de la obra, como por ejemplo, desperfectos en la pintura, tarimas levantadas, grifos que gotean, etc. Estos defectos son los más habituales pero también los más fáciles y rápidos de arreglar.

Ventajas del seguro decenal

El seguro decenal aporta una gran tranquilidad a la hora de afrontar cualquier gasto en caso de que existan daños en la estructura del edificio, ya que la aseguradora asume la indemnización a los nuevos propietarios. Por lo que los compradores, pueden estar más tranquilos a la hora de adquirir una vivienda nueva, ya que el seguro les cubre hasta diez años.

Además, este seguro facilita la resolución de siniestros sin entrar en largos procesos judiciales en los que se tiene que se tienen que identificar las responsabilidades entre los que han participado en la construcción. Con este seguro, el promotor responde a los daños de la edificación. 

Si quieres vender tu piso para adquirir una vivienda de obra nueva, en Housfy estaremos encantados de ayudarte en todo el proceso. Contamos con un excelente equipo de profesionales que se encargará de vender tu inmueble de una manera rápida y eficaz. Si quieres más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

Vende tu piso más rápido y ahorra en comisionesVende en 60 días y paga 4.490€ solo si vendes
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta