Como está pasando en muchos ámbitos de nuestro día a día lo tradicional deja paso a la innovación. Esta nueva manera de hacer las cosas ha creado alternativas novedosas y sorprendentes en todas y cada una de las cosas que nos rodean. Y es cuando esta innovación llega a las casas con jardines tradicionales y se crea la alternativa de los jardines verticales como elemento de decoración.

Esta nueva moda de los jardines verticales no solo se ha utilizado como elemento de decoración. Sino que esta nueva tendencia ha calmado la necesidad de disponer de un jardín a aquellos amantes de la naturaleza. Este pequeño espacio verde puede instalarse en cualquier pared, tanto exterior como interior. Estos jardines verticales se han convertido en el decorado perfecto para darle un toque natural y de frescura a los hogares, y para llenar de oxígeno a las ciudades.

Si queremos dar el paso de llenar nuestra vivienda de naturaleza viva tenemos que tener en cuenta algunos aspectos para que este jardín vertical sea todo un acierto. Antes de comenzar con la instalación y el diseño tenemos que pensar en que tipo de plantas pondremos, la iluminación de la zona de la casa en donde la instalaremos y si cuenta con el espacio necesario para incluir toda la instalación.

Tips para crear preciosos jardines verticales

Por lo que, si estás pensando en incluir ese espacio natural en tu vivienda, antes de nada, presta atención a estos tips que te vamos a dar. Estos consejos te ayudarán a tener un bonito jardín vertical con plantas preciosas y sanas que harán que tu vivienda se convierta en el ejemplo de un hogar ideal.

La estructura es fundamental

Para contar con este espacio verde en nuestra casa lo primero de todo tenemos que elegir el tipo de jardín vertical. Las ideas en este sentido son amplias por lo que seguramente mucha de nuestra parte del tiempo se vaya a esta decisión. Todos queremos que nuestra casa luzca preciosa, la más preciosa, por lo que la estética pasa a ser algo vital.

Inmediatamente después deberemos de trabajar en la estructura de este jardín. Tendremos que crear la estructura e instalarla en la pared correspondiente. En este punto tenemos que pararnos a pensar en aspectos como la posibilidad y comodidad de hacer el mantenimiento, la cantidad de luz que cuenta este espacio y la armonía con el interiorismo de la zona de la vivienda.

Este paso es muy importante en todo el proceso de el montaje de este jardín ya que una vez instalado, no podremos corregir errores que entorpezcan el mantenimiento, el desarrollo y la accesibilidad a este espacio.

La luminosidad es la clave

Contar con la luz suficiente para cada una de las plantas de este jardín vertical se convierte en un reto. En este tipo de jardines no podemos ser tan flexibles como en los jardines tradicionales con tiestos y maceteros. Una vez crecen las plantas de estos espacios la luz no se distribuye de manera proporcional a todas las plantas.

Por lo que es el momento de dar paso a este juego estratégico con la luz de protagonista. Para contar con un jardín vertical sano y floreciente tenemos que ubicar las plantas que menos luz necesitan en la parte de abajo. De esta manera, cuando las plantas situadas en la parte de arriba comiencen a crecer no dejen sin luz a las otras plantas.

Selección de las plantas

La selección de las plantas para nuestro jardín vertical será más una decisión objetiva que subjetiva. En esta decisión entran el juego diferentes aspectos como el presupuesto, el tiempo para el mantenimiento y las características del espacio donde vamos a ubicarlo. Teniendo en cuenta estos aspectos podremos elegir uno u otro tipo de plantas. Por lo que no podemos dejarnos guiar por nuestros gustos personales y elegir esas plantas que más nos llamen la atención.

Menos, es más en los jardines verticales

En muchos momentos de nuestra vida hemos escuchado la coletilla de “menos, es más”. En este tipo de decorado también es aplicable. Es un error muy común completar estos jardines con un número exagerado de plantas. En estos casos se recomienda comenzar incorporando unas pocas plantas y dejar que crezcan. Después iríamos plantando poco a poco aumentando la cantidad de plantas. Con esta estrategia no solo conseguimos que crezcan bien y totalmente sanas, sino que administraremos de una manera el sustrato a todas las plantas para que cuenten con los nutrientes necesarios.

Si quieres incluir este espacio natural en tu hogar y darle un toque de originalidad y frescura, puedes contactarnos y te ayudaremos con todo el proceso de la instalación de tu jardín vertical.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍