En el primer post sobre el gotelé presentamos formalmente este ya viejo conocido de todos nosotros. Terminamos introduciendo la problemática de la posible toxicidad de algunas de sus primeras fórmulas a favor de quitar el gotelé. Hay algunos artículos en la red que apuntan a la estrecha relación entre el gotelé y el amianto, especialmente en páginas norte-americanas. Si bien es cierto que algunas de las primeras fórmulas de gotelé podían contener amianto blanco, también lo es que tener las paredes decoradas con esta técnica no es sinónimo de tener en tu viejo conocido un nuevo y peligroso enemigo.

Lectura recomendada:  Descubre la tela asfáltica, el mejor impermeabilizante

Si quieres quitar el gotelé de las paredes de tu casa ten en cuenta que la clave para la seguridad es realizar un análisis. Algunas tiendas especializadas tienen kits de análisis, pero se recomienda contratar a un experto para que haga una inspección. En caso de que se encuentre amianto en las paredes será mejor no quitarlo, pues la toxicidad del amianto viene por la aspiración de sus partículas, o dejar el proceso de eliminación totalmente en manos de profesionales. Si las pruebas demuestran que esta sustancia no se encuentra en tus paredes podrás proceder a retirar el gotelé.

Como quitar el gotelé en 7 simples pasos:
  1. Determinar qué clase de gotelé tenemos. Para ello rasparemos un poco una pequeña superficie recubierta con gotelé para obtener una muestra. Vamos a introducir la muestra obtenida en agua. En caso de que se disuelva tenemos gotelé al temple, si no se disuelve se trata de gotelé plástico.
  2. Proteger la habitación. Pondremos cartones en los suelos y cubriremos también los marcos de las puertas con papel autoadhesivo.
  3. Empapar la pared. En caso de tener gotelé al temple tan solo será necesario emplear agua. Si tienes gotelé plástico puedes usar un ecoestabilizador, un producto específico para este propósito.
  4. Raspa la pared. Puedes usar una cazoleta especial para este propósito o una rasqueta. También puedes emplear una lijadora de pared, que te será especialmente útil en caso de que quieras retirar el gotelé de una gran superficie ya que te permitirá ir más deprisa.
  5.  Aplicar masa niveladora: para asegurarte un acabado completamente liso
  6.  Sellar la superficie: con un producto de imprimación o con una capa de pintura blanca diluida.
  7.  Pintar tu nueva pared del color que más te guste.
Lectura recomendada:  Reformas integrales en tu ciudad con Housfy

Por tu seguridad, antes de tomar la decisión de quitar el gotelé y de proceder a su retirada te recomendamos que consultes con profesionales expertos en reformas.

Autor

Housfy
Housfyhttps://housfy.com/valora-tu-piso
La alternativa digital a las agencias inmobiliarias. Vende tu piso de particular a particular y en menos de 90 días.

Recomendamos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!