Cada vez son más los españoles que optan por vivir en una casa pasiva, y la razón es sencilla, el consumo de energía. Según los propietarios de estas casas, adquiriendo una vivienda con este tipo de arquitectura se llegan a ahorrar hasta un 80% en la factura de la luz. Pero ¿qué son realmente estas casas pasivas?

¿Qué es una casa pasiva o una casa solar pasiva?

Casas pasivas

Este nuevo concepto de arquitectura surgido en Alemania a finales de los años setenta se orienta principalmente a la eficiencia energética y el bajo consumo. Un tipo de vivienda con un claro objetivo: minimizar el consumo energético mediante métodos pasivos. Por ejemplo, una de estas medidas sería decidir la orientación de la construcción y aislar adecuadamente el edificio para conseguir una temperatura ideal en el conjunto de la vivienda sin tener que llegar a usar alternativas como el aire acondicionado o la calefacción. De este modo, no tenemos la necesidad de utilizar aparatos de alto consumo energético, ya que nuestra vivienda está preparada para el cambio en las temperaturas que nos traen las diferentes estaciones del año.

Estas casas pasivas tienen un gran protagonismo en todo el mundo, pero en especial en Alemania, Estados Unidos y Austria. Estos países son una gran referencia para nosotros y en España deberíamos animarnos más con este tipo de construcción sostenible. Estas zonas con un clima frío han llegado a minimizar el consumo energético con este tipo de métodos arquitectónicos. Entonces, ¿por qué nosotros no?

¿Cuáles son las características de las casas pasivas?

Casas pasivas

Este tipo de casas están construidas con conceptos de la arquitectura bioclimática. Es decir, cuentan con un diseño que ofrece al propietario un alto nivel de confort con un bajo consumo energético. Una clase de vivienda que cuenta con unas características que le diferencian de las viviendas convencionales, y son las siguientes:

1- El estilo de estas casas pasivas exprime al máximo la emisión del sol y de esta manera calientan el interior de la vivienda.

2- Cuentan con corrientes de aire naturales para aportar a la vivienda un toque de frescura y naturalidad.

3- Las casas pasivas cuentan con un aislamiento lo que permiten mantener el calor natural y evitar su perdida.

4- Consta de unas fachadas inmovilizadas para evitar las entradas y salidas de aire inesperadas.

5- Estas casas cuentan con el equipamiento necesario para poder ventilar el conjunto de la vivienda sin perder la comodidad y la buena temperatura del interior.

Hoy en día, el cuidado del medio ambiente y el factor de la sostenibilidad están cogiendo mucha fuerza en nuestro entorno. Es por ello por lo que surgen alternativas para fomentar este tema que a todos nos preocupa. Una de estas alternativas son estas casas pasivas que, a parte de ayudar a nuestro entorno, también son de gran ayuda para nuestros bolsillos.

Por otro lado, también tenemos que tener en cuenta que estas casas pasivas son una vivienda y como tal, debería preocuparnos el confort que genera. Este lugar es donde nuestra familia pasará buena parte del tiempo, por lo que preocuparnos del bienestar de nuestros seres queridos en el interior de la vivienda y así mejorar nuestra calidad de vida. ¿No crees?

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍