La convivencia vecinal puede ser complicada, mucha suerte tienes si nunca has tenido ningún problema de ruidos, desacuerdos, discusiones, etc. Y como nos preocupamos por nuestros propietarios, queremos traerte las normas básicas para una buena convivencia en la comunidad vecinos y así evitar el principio de una guerra vecinal.

Los fundamentos de una buena comunidad vecinos

Si no quieres ningún problema con tus vecinos y viceversa, podemos resumirlo en una palabra: respeto. Sin respeto no se va a ningún lado, es la base de cualquier tipo de convivencia o relación. Pero como no podemos hacer un blog tan corto, vamos a ver cuáles son los puntos básicos de una comunidad vecinos.

Compartir es vivir

Ten en cuenta que estas compartiendo los espacios comunes con más vecinos, así que se cuidadoso, no tires basura o colillas en las zonas que todos usan. En la intimidad de tu casa puedes tener una leonera si quieres, no lo apoyamos, pero cada uno con sus cosas. Eso sí, las zonas comunes siempre limpias.

El ruido

Ya hemos hablado en el blog sobre este tema y es que es uno de los conflictos principales de una comunidad vecinos. El ruido es un problema, sobre todo cuando es fuera del horario permitido. Es una cuestión de sentido común, no te pongas a escuchar música a todo volumen a las 2 de la mañana y tampoco durante el día, si a ti te molestaría no se lo hagas a tus vecinos. Si no esto se va a convertir en una guerra de a ver quién molesta más.

Comunidad vecinos

Comunidad vecinos

Derramas

Cuando hay dinero de por medio, la cosa siempre se complica, cuando hay que hacer una derrama en el edificio, respétalo y contribuye económicamente. Se trata de mejorar la calidad de vida, ya sea un ascensor o una mejora de la fachada, es un bien común y si lo vas a disfrutar tendrás que pagar como todos los demás.

Dialoga en una comunidad vecinos

El diálogo es muy importante, sobre todo cuando hay conflictos. Es más fácil tratarlo por la vía más civilizada a empezar una discusión sin fin y sin solución.

Llévate bien con la comunidad vecinos

No hablamos de convertirte en los mejores amigos de tus vecinos, aunque oye si surge práctico sería. Pero en general lo ideal sería poder tener una relación amistosa y cordial, poder pedir un poco de sal o arroz, ayuda con algo, confiarles unas llaves por si pasa algo… Hablamos de unos mínimos para poder hacer que la comunidad vecinos funcione mucho mejor y todos se sientan más cómodos. Y si de la sal surge una amistad, mejor que mejor.

Y con estos 5 consejos ya estarás más que preparado para entrar a vivir en tu nueva casa por la puerta grande, con una buena predisposición a formar parte de la comunidad de vecinos.

Ahora que ya tienes dominado este tema, solo te faltará una cosa: la casa. Pero no te preocupes, porque en Housfy contamos con una amplia cartera de pisos en venta para que puedas poner en práctica todo lo que has aprendido en este blog 😉.

 

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍