En blogs anteriores hemos hablado de las casas pasivas o passive house, centrándonos en la construcción desde cero de este tipo de viviendas. Si estás feliz con tu casa pero quieres que sea más ecofriendly, hoy veremos cómo reformar tu casa para pasar de una vivienda sin más a una passive house. ¡Vamos allá!

Consigue tu casa ecofriendly con Housfy

¿Qué es una passive house?

Empecemos con los básicos, sí vamos a hacer una casa pasiva tendremos que saber primero qué son. Una casa pasiva en esencia es una vivienda que funciona sin energía y qué es capaz de funcionar por si misma. ¿Cómo puede llegar a funcionar sola una casa? Hay tres técnicas fundamentales que te ayudarán:

Orientación de la casa

La orientación de la casa es fundamental, es uno de los puntos más importantes durante la primera fase de construcción de la vivienda. Se trata de ser conscientes de cuáles son las condiciones climáticas para así saber cuáles son las necesidades de la casa. Por ejemplo, si es una zona con mucho frío y viento durante la construcción el enfoque tendrá que ser orientar la vivienda a protegerla de las bajas temperaturas y los fuertes vientos.

Aislamiento térmico

El aislamiento es otro de los factores fundamentales en una casa pasiva y es lo que permitirá que no hayan filtraciones ni de aire ni pérdidas de calor. Ayudará a mantener una temperatura estable en la propiedad sin necesidad de usar ni aire acondicionado ni calefacción. Sí, sabemos que tus bolsillos se han alegrado con esta noticia.

Recuperador de calor

Será el descubrimiento del día para ti, el recuperador de calor, básicamente es una herramienta que se usa para aprovechar el calor que se genera de forma natural. Además, para las zonas de más frío es perfecta, porqué convierte las temperaturas del exterior en 18-21 grados, que es la temperatura ideal para el interior de la vivienda.

Passive house

Passive house

¿Cómo conseguir una casa pasiva?

Ahora que ya tenemos más claro lo que es una casa pasiva, vamos a ver cómo podemos crearla en nuestra propia casa. Tenemos que partir de la base que 100% pasiva no será, aunque hagamos una reforma integral en casa, no podremos cambiar la orientación de la vivienda ni asegurar que el terreno y la localización es el mejor, pero si que podemos trabajar con lo que tenemos y mejorarlo.

Para conseguir una Passivhaus, tendrás que centrarte en el aislamiento térmico y eso se consigue a través de unas buenas ventanas y puertas. Este es el primer cambio que tocaría hacer, invertir en unas buenas y resistentes puertas y ventanas para que no haya filtraciones. Además, puedes informarte de la posibilidad de instalar un recuperador de calor, tendrás que consultarlo con los reformistas para ver cuál es la mejor opción y la mejor forma de instalarlo.

Ventajas de de las passive house

Las casas pasivas son una inversión, serán más caras de construir y adaptar en una reforma, pero a la larga los beneficios y ventajas compensan con creces el gasto inicial. ¡Vamos a ver esas ventajas!

  • Ahorro energético. Uno de los puntos más evidentes es el gran ahorro en dinero que se hace mes a mes, ya que no hay prácticamente ningún consumo de energía.
  • Mejora en la salud. Sí, has leído bien, una casa pasiva puede llegar a mejorarte la salud y esto se debe a la ausencia de filtraciones que harán que evites alergias al polvo o al polen y que habrá una menor concentración de CO2.
  • Ahorro económico. Como ya hemos comentado, el gasto inicial es elevado, construir desde cero una casa pasiva cuesta alrededor de 1250€/m2. Pero en unos 5-10 años estará más que rentabilizada y no solo por el ahorro energético, sino también porque el mantenimiento es mínimo.

Ya sabes si quieres una passive house, puedes optar por una reforma integral y conseguir que tu casa sea ecofriendly. No dudes en ponerte en contacto con nuestros expertos reformistas para conseguir los mejores resultados 😊.

Solicita 2 presupuestos de reforma sin compromiso

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍