¿Cuándo se deja de pagar intereses en una hipoteca a 30 años?

cuando-se-deja-de-pagar-intereses-en-una-hipoteca

Si has contratado un préstamo a 30 años para la compra de una vivienda o estás pensando en hacerlo, lo más probable es que te preguntes cuándo se deja de pagar intereses en una hipoteca. Muchas personas eligen hacer amortizaciones parciales mientras el crédito se encuentre vigente para ir cancelando la deuda anticipadamente, algo que les permite pagar menos intereses. ¿Quieres saber cómo funciona? A continuación, te lo contamos todo. 

Amortizaciones parciales en los préstamos hipotecarios 

Amortizar una hipoteca conlleva el pago anticipado de la deuda a la entidad bancaria que se trate. Si la persona devuelve todo el préstamo que tenía pendiente, se trata de una amortización total, aunque lo más habitual es realizar amortizaciones parciales, adelantando una parte del dinero cuando el titular del préstamo lo cree conveniente.  

En definitiva, se trata de un método para reducir el coste total del préstamo para la vivienda y funciona de manera muy sencilla. Desde aquí vamos a intentar aclarártelo para que te hagas una idea.

Las cuotas de la hipoteca están divididas en capital e intereses. Dado que el sistema que rige la mayoría de las hipotecas es el sistema amortización francés, durante los primeros años se amortiza la parte de los intereses hipoteca y en los últimos se paga el capital. 

Sea como sea, si la hipoteca se alarga a 30 años, estaremos pagando más intereses y el coste final de la hipoteca será más alto que en una hipoteca a 15 o 20 años. Ahora bien, si reducimos su cuantía a través de diversas amortizaciones, ese coste final también se reducirá. 

Comisiones por amortización de hipotecas anticipadas

Aunque pueda ser una buena opción para muchas personas, hay que tener en cuenta que amortizar hipoteca conlleva un gasto. La idea es simple, la entidad bancaria contaba con los beneficios generados de una hipoteca a 30 años, y si el cliente devuelve el préstamo anticipadamente, dejaría de percibir esos intereses.

Esa es la razón por la que, al mismo tiempo que amortizamos parte del capital del préstamo, tendremos que abonar una comisión que irá en función del interés de la hipoteca (fijo o variable). En este sentido, la Ley Hipotecaria establece una comisión máxima dependiendo de las circunstancias de cada hipoteca:

  • Las hipotecas variables tendrán una comisión máxima del 0,25% durante los primeros tres años y del 0,15% a partir del cuarto año. 
  • Las hipotecas fijas tendrán que abonar un 2% máximo de comisión durante los diez primeros años y de un 1,5% desde ese momento. 

Llegados a este punto, lo más aconsejable es analizar con detenimiento nuestra capacidad de ahorro, nuestra liquidez actual y los intereses futuros. Como hemos visto, sea cual sea la hipoteca, resulta más caro amortizar el préstamo durante los primeros años, aunque es conveniente leer antes las condiciones del contrato hipotecario.

Ahora bien, amortizar al comienzo de la hipoteca resulta más beneficioso para el hipotecado porque, a pesar de tener que abonar una comisión mayor, ahorrará una parte de los intereses. Más aún si cuenta con una hipoteca variable, pues así podrá evitar que las subidas futuras aumenten su prima mensual. 

Cómo amortizar una hipoteca 

Es conveniente hacer un cuadro de amortización o utilizar calculadoras de hipotecas para saber cuál será el beneficio que sacaremos, es decir, el ahorro de intereses que conllevará cada amortización. Una vez hecho, si resulta factible, basta con hablar con la entidad bancaria y empezar a hacerlo. 

A la hora de amortizar una hipoteca a 30 años, también hay que tener en cuenta si queremos incidir en la cuota o el plazo. Es decir, podemos rebajar las mensualidades a pagar, siempre y cuando el plazo se mantenga, mientras que, en el segundo caso, seguiremos pagando lo mismo, pero el tiempo de la hipoteca se acortará. 

Normalmente, lo más rentable es reducir el plazo para acabar con los intereses, aunque todo depende de la situación actual del hipotecado. Si pagar las cuotas actuales conlleva mucho esfuerzo o si su cometido es ahorrar, la mejor opción es amortizar la cuota. 

Sistema de amortización francés, predominante en España 

En este sistema de amortización se paga una cuota fija cada mes, salvo que tengamos una hipoteca a tipo mixto o variable. En este caso podrá variar cada año con la revisión del Euríbor. 

Sin embargo, debido a este sistema, predominante en Europa y España, hasta que no tenga lugar la siguiente comprobación, seguiremos pagando la misma cuota. De ese modo, aunque la cuota sea fija, los intereses irán variando durante el tiempo que dure la hipoteca.

En muchos casos resulta interesante llevar a cabo amortizaciones parciales al principio porque los intereses de la cuota se calculan sobre el importe del préstamo que quede por amortizar. Por esa razón, durante los primeros años de la hipoteca siempre pagaremos más intereses que durante los últimos años de esta. Es interesante conocer la información sobre cuándo se deja de pagar intereses en una hipoteca. Ahora que ya conoces cómo funciona, déjate asesorar por los brókeres hipotecarios de Housfy Hipotecas y consigue tu préstamo hipotecario con las mejores condiciones de forma rápida y sencilla. 

Consigue con Housfy la mejor hipoteca para tiDesde TAE Variable 0.95% y TIN 0.55%+Eur a 30 años (1)

(1) VARIABLE: TAE Variable 0,949% / TIN Variable 0,55% + Euribor . Importe 150.000€. Plazo 30 años 360 cuotas de 452,9€. Importe total adeudado 163.066,17€. Cumpliendo condiciones de nómina domiciliada, 3 recibos de suministros básicos, seguro de vida y seguro del hogar contratado por la entidad bancaria. El coste puede fluctuar en función de subidas y bajadas del Euribor, con lo que la cuota y total adeudado pueden variar durante la vida del préstamo. Ejemplo calculado en base a Euribor a un año publicado en abril de 2022 en el B.O.E correspondiente al mes de abril del 2022 (+0,013%) y sistema de amortización francés.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta