Auditoría energética: cómo ahorrar en tus facturas

descubre-en-que-consiste-una-auditoria-de-energetica

Existen muchas maneras o trucos a la hora de ahorrar en nuestra economía del hogar. Algunos de lo más populares, como crear una cuenta de ahorro, comparar compañías de luz, evitar gastos innecesarios, cambiar de compañía de seguro; y otros no tanto como realizar una auditoría energética. Nos vamos a centrar en este último término, que es una oportunidad para aportar nuestro granito de arena en la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. A continuación, descubre en qué consiste una auditoría energética.

¿Qué es y para qué sirve la auditoría energética?

Una auditoría energética es un procedimiento en el cual se efectúa un estudio preciso en un inmueble para determinar el estado y el nivel de eficiencia energética. El objetivo es reducir el consumo de energía, proponiendo un plan de acción para establecer unas medidas de mejora. A través de esta evaluación se quiere conseguir un ahorro energético y económico. 

El análisis eficiencia energética lo realiza un auditor energético, cuyo perfil es el de un profesional multidisciplinar con un profundo conocimiento de las necesidades energéticas, que lo pueden llevar a cabo en una comunidad, edificio o propiedad.

Es recomendable en…

Los lugares donde exista un alto consumo energético y, por ende, el margen de mejora será más grandes. Existen algunos casos en los que se aplican estos casos:

  • Viviendas con 50 años o más: en España existen muchas zonas o barrios en los que hay construcciones de hace muchos años. Estas viviendas seguramente tengan un mal aprovechamiento del consumo energético.
  • Comunidad de vecinos: al contar con varios hogares, cada uno tiene un hábito de consumo diferente, por ello es conveniente, detectar opciones de mejora.
  • Empresas: depende de la actividad ejercida, pero necesitan una fuente constante de energía para funcionar. 

Conoce las ventajas de la auditoría energética

Mediante el examen exhaustivo se pretende optimizar el consumo energético, detectando y evitando fugas de consumo que hacen que acabes gastando de más. Por este motivo, cuanto menos gastes más acabarás ahorrando en las facturas.

Te nombramos algunas ventajas de realizar una auditoria energética:

  • Evaluar la viabilidad técnica y económica de la implantación de ciertas medidas
  • Detectar factores que afectan a tu consumo de energía.
  • Ayuda a reducir las facturas de electricidad.
  • Aumentar la vida útil de los electrodomésticos.
  • Descubre cualquier consumo no contabilizado que pueda existir.

¿Cuánto cuesta?

El precio de una auditoria energética cambia dependiendo de la compañía, ya que se adapta a las características y necesidades de cada inmueble. Además, las auditorias no deben entenderse como un gasto. Aunque a corto plazo requieren una inversión, a medio o largo plazo se convierte en importantes ahorros

Para una comunidad de vecinos, por lo general los precios oscila entre los 800 € y 1.000 €. Mientras que para una empresa mediana no suelen pasar de los 3.000 €. En cambio, para las empresas grandes que tienen más de 250 trabajadores y unos ingresos de 50 millones de euros, será obligatorio hacer una auditoría energética.

¿Qué incluye?

Una auditoría energética engloba la verificación de varios factores de consumo:

  • Consumo energético: los expertos recopilan diferentes parámetros y hacen pregunta al propietario. También se generan informes para obtener conclusiones preliminares previas al análisis.
  • Red eléctrica: el rendimiento se evalúa controlando el porcentaje de energía perdida para el consumo.
  • Envolvente: hace referencia al estudio del aislamiento de la vivienda, para determinar cualquier pérdida de energía.
  • Iluminación: se realizan pruebas para determinar la potencia utilizada y la potencia del generador actual. Su finalidad es identificar posibles actualizaciones.
  • Equipos de generación, distribución, climatización y ventilación: un diagnóstico de los sistemas de la vivienda (calderas, calefacción, bombas…)  
  • Control y gestión de uno de energía: los equipos se revisan para comprobar que funcionan correctamente y se ha de mantener una revisión periódica.

Las fases para realizar una auditoría energética 

Se dividen en varias fases en su desarrollo para obtener información precisa sobre la vivienda y su consumo de energía.

1. Documentación y planificación

Antes de visitar la vivienda, la empresa gestora de la auditoria ha de reunir cierta información: 

  • Recopilación de toda la documentación gráfica y escrita sobre la construcción e instalaciones de la propiedad. Como facturas de la luz y gas, horarios de uso y ocupación, datos climatológicos, maquinaria si es que la hay y fecha de construcción y reformas, así como cualquier otra información relevante sobre el consumo de energía.

Con estos datos, se planifica las fases del trabajo de la auditoría y se estipula una simulación con la que se establece el comportamiento energético de la vivienda o edifico.

2.Visita al inmueble

Se revisa el estado actual de la propiedad ejecutando las correspondientes pruebas y comprobaciones. 

  • Verificar el estado del edificio y sus instalaciones. Se suele hacer con unas fichas de corrección muy detalladas. 
  • Comprobar el hábito de los usuarios del edificio, así como pasar un cuestionario para entender cómo se utilizan los equipos e instalaciones. 
  • Mediciones en las instalaciones, el suministro eléctrico, los equipos de iluminación y otros sistemas que tengan que ver con el flujo de energía.

Junto al resto de medidas, esto permitirá calcular el rendimiento energético y saber a ciencia cierta en qué equipos se consume energía.

3. Análisis del comportamiento energético

Se analizan los datos objetivos de las fases anteriores para obtener las siguientes conclusiones:

  • Distribución del consumo eléctrico. Esto es, determinar el consumo en los valles, llanos y picos de demanda energética. 
  • Exponer el consumo de energía en gráficas sencillas, con estimaciones anuales, diarias y horarias. 
  • Estudiar las facturas de la luz y el gas para comprobar si la tarifa contratada es la más adecuada en función del consumo.

4. Propuesta de mejora

Finalizado todo el estudio anterior, se procede a la siguiente fase. Que según los fallos encontrados se proponen las medidas de mejora, con la finalidad de abaratar los costes.

5. Estudio de la viabilidad económica

Además de las estrategias anteriores, se valoran otras inversiones que podrían llevarse a cabo para mejorar la eficiencia energética de una propiedad. También se incorpora un presupuesto que detalle el coste de la inversión y el ahorro de energía que a través de un informe que haga un balance de todos estos datos.

6. Elaboración del informe

En dicho reporte se especifica tanto los objetivos, como las características de la vivienda, mediciones realizadas y el resultado de las medidas propuestas. En definitiva, un resumen del proyecto.

Ahorra en tu consumo energético

Son muchos los beneficios de realizar una auditoría, no solo contribuye a cuidar el medio ambiente, sino que también puede suponer un ahorro de entre un 5 % y un 30 % en tus facturas de electricidad. Housfy, también puede jugar un papel muy importante, ayudándote a conseguir la vivienda que mejor se adapte a tus necesidades. ¡Fácil, rápido y ahorrando en las comisiones!

¿Cuánto vale mi casa?Realiza la valoración online y gratuita de tu vivienda en pocos minutos
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta