¿Alguna vez habéis sufrido cláusulas abusivas en la hipoteca? ¿Quién no recuerda las famosas cláusulas suelo? Aunque parezca mentira, en pleno sigo XXI todavía hay entidades financieras que abusan del consumidor para aumentar sus ingresos. Y aunque ahora pensemos que ya no existe tal problema, siempre estamos expuestos. Por esa razón, en este artículo os mostramos todo lo que tenéis que saber sobre las cláusulas abusivas de una hipoteca y cómo saber identificarlas y combatirlas. ¡Qué no os pillen por sorpresa!

Lectura recomendada:  ¿Cómo calcular los gastos de compra de vivienda sin hipoteca?

Definición

Una cláusula abusiva de hipoteca es, según la legislación española, aquella no negociada individualmente con el consumidor, así como aquellas prácticas no consentidas expresamente, contrarias a la buena fe y generadas de desequilibrios entre las partes.

Por ley

La ley define las cláusulas abusivas hipotecarias como todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y aquellas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe, generan un desequilibrio importante en los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato, en perjuicio de los consumidores y usuarios. La principal norma que regula las cláusulas abusivas de hipoteca es la Directiva 93/13/CE.

Nulidad

En caso de que una hipoteca contenga cláusulas abusivas puede declararse la nulidad de una cláusula si se ha añadido con falta de transparencia por parte del banco y provoca un perjurio al hipotecado, como puede ser pagar dinero de más o colocarle en una posición complicada.

Lectura recomendada:  Simulador de hipoteca: todo lo que necesitas saber

Según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y el Código Civil cuando una cláusula se considera abusiva y nula por un tribunal, se restituirán los daños generados, modificando el contrato de la hipoteca.

Es importante tener la certeza y tranquilidad de saber que la ley está de nuestra parte, no obstante, siempre es bueno tener los dos ojos bien abiertos cuando se solicita una hipoteca.

Las cláusulas suelo y otros ejemplos

Quién no recuerda el caso de las cláusulas suelo, un claro ejemplo de cláusulas abusivas en hipotecas. Las entidades financieras establecían un límite que impedía que una hipoteca a interés variable referenciada al Euríbor o al IRPH, se abaratase en la correspondiente revisión del tipo de interés a aplicar. El caso salpicó a más de 100 entidades financieras en toda España y afectó a más de 3 millones de usuarios. Aproximadamente el 98% de las de las sentencias han sido favorables a los clientes y están costando millones a los bancos. Por ahora.

Lectura recomendada:  Hipoteca inversa: ¿qué es y qué consecuencias generan?

A la hora de contratar una hipoteca siempre es importante estar rodeado de los mejores expertos. Por esa razón recomendamos que os informéis y que contéis con la ayuda de profesionales para no correr ningún riesgo.

Autor

Housfy
Housfyhttps://housfy.com/valora-tu-piso
La alternativa digital a las agencias inmobiliarias. Vende tu piso de particular a particular y en menos de 90 días.

Recomendamos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!