Comprar una vivienda es una decisión económica importante, supone un gran gasto para el que debemos ser conscientes. Antes de tomar esta decisión, tenemos que saber que no sólo tendremos que pensar en los gastos de la propiedad también debemos tener en cuenta que hay unos gastos de la compra de vivienda sin hipoteca asociados a la compra del inmueble.

En este post vamos a ver cuáles son estos gastos, sin contar la hipoteca, y cómo vamos a calcularlos. De esta manera podremos saber de antemano cuál es la cantidad que probablemente tendremos que afrontar.

Por ley, el comprador tiene que hacerse cargo de los gastos de compra de vivienda sin hipoteca, mientras que el vendedor deberá hacerse cargo de la plusvalía municipal y el original de la escritura.

¿Cuáles son los gastos de compra de vivienda sin hipoteca?

Hay un gasto principal que, evidentemente, es el coste del inmueble. Es lo primero que deberemos empezar a sumar a estos gastos, a partir de ahí vamos a ver que gestiones tendremos que pagar:

La notaría es uno de los procesos más importantes, ya que será él quien firme la escritura de la propiedad. Los honorarios del notario serán uno de los gastos a tener en cuenta. Estos honorarios están regulados por el Estado, pero tenemos que tener en cuenta que dependiendo del precio del inmueble.

Inscripción en el registro de la propiedad. Una vez el notario ha firmado las escrituras, deberá hacer la inscripción. Este proceso también debe pagarse y depende directamente del precio del inmueble. Los costes oscilan entre los 400€ y los 650€.

Lectura recomendada:  ¡Housfy ofrece un servicio de hipotecas para ayudar a sus clientes!

El IVA es el impuesto más grande a pagar, en el caso de una vivienda nueva ascenderá a el 10% del coste del inmueble. Mientras que si es una vivienda de segunda mano tendremos que pagar el lTP, que es variable según la comunidad autónoma.

Finalmente, la plusvalía municipal es el impuesto del valor de los terrenos de naturaleza urbana. Es decir, el incremento del valor del terreno mientras la persona ha sido propietaria. Este gasto se calcula a partir de los datos que el catastro proporciona sobre el inmueble y el tiempo transcurrido en el poder de la parte vendedora.

Una vez conocemos cuáles son los gastos asociados a la compra de un inmueble, podremos calcular a cuánto ascienden. Es importante que recordemos que no hablamos de la hipoteca. Si pides un préstamo deberemos sumarlo a estos gastos de compra de vivienda sin hipoteca.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Recomendamos