Puede que nunca hayas escuchado el nombre de este impuesto, pero en el mercado de la compraventa entre particulares es muy importante. El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales grava, entre otras cosas, la transmisión de viviendas o vehículos entre particulares.

¿Qué grava este impuesto?

Las trasmisiones patrimoniales onerosas de bienes y derechos. Por ejemplo, la compraventa de un vehículo o casa de segunda mano, la constitución de derechos reales, fianzas o arrendamientos…

En este caso, la cuota tributaria puede ser de un 6%, un 4% o un 1% en función del bien que sea.

Las operaciones societarias. Es decir, cuando haya un aumento o disminución de capital social o la escisión y disolución de sociedades…

En este caso, la cuota tributaria se obtendrá aplicando a la base imponible un 0.5% en las primeras copias de escritura y actas notariales, y en caso de las letras de cambio, la deuda tributaria se satisface mediante los efectos timbrados.

Los actos jurídicos documentados. Así como, la escritura jurídica, un acta notarial, los documentos mercantiles y los documentos administrativos.

¿Cuánto se paga en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados?

El precio varía en función a la Comunidad Autónoma, ya que son éstas las que fijan los tipos de gravamen. No en vano, el porcentaje que debe abonarse en relación a la transmisión es el siguiente:

  1. Transmisión de bienes inmuebles y constitución/cesión de derechos reales: 6%.
  2. Transmisión de bienes muebles y semovientes: 4%.
  3. Constitución de derechos reales de garantía, pensiones, fianzas, préstamos y cesión de créditos: 1%.
  4. Operaciones societarias: 5%.

¿Cómo puedo tramitarlo?

Como hemos comentado anteriormente, toda la tramitación del impuesto puede variar en función a la Comunidad Autónoma. Sin embargo, a modo de ejemplo, os informamos sobre lo que tienes que hacer en caso de que vivas en Catalunya.

Lo primero que tienes que hacer es dirigirte a la Agencia Tributaria de Catalunya para solicitar el modelo de autoliquidación. Tienes que rellenarlo y pagarlo en cualquier banco. Cuando tengas este trámite realizado, solamente tienes que presentar el justificante en la agencia. ¡No olvides llevar tu documentación!

No te olvides tampoco de que tienes que llevar una serie de documentos que te mostramos aquí:

  • La escritura pública o el documento privado original.
  • Una copia simple o fotocopia del documento original
  • Una copia del recibo del impuesto sobre los bienes correspondientes
  • Cualquier dato que justifique la liquidación

Para obtener más información sobre la tramitación, es conveniente que te pongas en contacto con el organismo responsable del trámite de tu Comunidad Autónoma.

Finalmente, en cuanto a la fecha correspondiente para llevar a cabo todo el proceso, tienes un mes natural que comienza a contar desde el día siguiente a la realización del hecho.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍