Cuando estamos buscando comprar una vivienda, es muy habitual que la entidad financiera solicite un aval para proceder con la hipoteca, pero es un riesgo que no todo el mundo está dispuesto a asumir. Hoy veremos qué condiciones tienes que cumplir para conseguir una hipoteca sin aval.

¡Consigue tu hipoteca sin aval!

¿Cómo funciona un aval?

Un aval funciona cómo garantía adicional de pago para la entidad bancaria. En caso de que el hipotecado no pudiera hacerse cargo de los pagos, el banco tiene la garantía que tiene otra vía para conseguir su dinero.

Normalmente este papel lo asumen padres o familiares muy próximos, ya que supone un gran riesgo y poco beneficios, es un acto de generosidad. Estos son algunos de los riesgos que asume el avalista:

  • Es hereditario, la responsabilidad del avalista pasaría a convertirse en la de sus herederos en caso de que éste fallezca.
  • Fallecimiento del hipotecado, en ese caso, el avalista tendría que seguir cubriendo la deuda.
  • Durante todos los años que dure la hipoteca, tendrás que ser el avalista. Es decir, que son muchos años en los que pueden pasar muchas cosas y puede suceder en cualquier momento.
  • En el caso de impago, puedes llegar a perder todo tu patrimonio y bienes.
  • Si quieres solicitar un préstamo u otra hipoteca, no tendrías tantas opciones, ya que al constar como avalista para el banco equivaldría a que eres menos solvente.

hipoteca sin aval

Hipoteca sin aval vs garantía

Ahora que ya sabes cuáles son los riesgos que asume el avalista, es normal que prefieras optar por otras vías más seguras para que no tenga que intervenir más gente en tu hipoteca y poner en riesgo su patrimonio.

Antes de nada, hay que diferenciar entre los conceptos de aval y garantía, que aunque se usen muchas veces como sinónimos, son diferentes:

  • Aval. Cuando hablamos de avalista se trata de una persona ajena a la hipoteca que sirve al banco para reforzar la solvencia del hipotecado.
  • Garantía. Se trata de un bien como una vivienda o un coche, pones como garantía ese bien que en caso de impago el banco te embargaría.

Es decir, que si no quieres poner un avalista e implicar una tercera persona, siempre puedes recurrir a una garantía. Pero, en caso de querer una hipoteca sin aval ni garantía, tendrás que demostrar al banco tu solvencia.

¿Qué necesitas para una hipoteca sin aval?

Para una hipoteca sin aval, tendrás que demostrar al banco que eres solvente y tienes estabilidad laboral a través de:

  • Contar con ingresos altos y que no suponga más del 30-40% de la hipoteca.
  • Contrato indefinido.
  • Buenos ahorros.
  • Aportar toda la documentación que el banco solicite para asegurar tu solvencia.

Conseguir una buena hipoteca puede ser complejo, por eso siempre es mejor contar con asesores hipotecarios que se encarguen de las negociaciones y cuenten con acuerdos con los principales bancos. A través de estos servicios es mucho más sencillo conseguir una hipoteca sin aval, que si vas como particular a un banco.

hipoteca sin aval

Si estás interesado en conseguir una buena hipoteca con buenas condiciones, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de financiación. Contamos con un gran equipo de expertos acreditados por el Banco de España que te acompañarán durante todo el proceso.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍