Después de muchas idas y venidas, el pleno del Tribunal Supremo tomo su decisión final. En su resolución dictamino que la entidad bancaria será la responsable de hacer el pago del impuesto de las hipotecas o el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Una decisión que no fue plato de buen gusto para algunos partidos y que fomenta la protección de los clientes frente a las entidades financieras. Junto a esta decisión, el Gobierno se ha puesto manos a la obra y ha comenzado a investigar la posibilidad de crear una Autoridad Independiente de Protección de Clientes Financieros para poder prevenir futuras claúsulas abusivas que afectan a los prestamistas.

¿Qué es el Impuesto de AJD?

Nada más firmar un préstamo, ese debe abonar un impuesto sobre la escritura notarial llamado Actos Jurídicos Documentados o AJD. Este impuesto está regulado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre (procedente del Real Decreto-ley 17/2018, de 8 de noviembre). El AJD lo cobra la Administración Pública y en la actualidad lo reciben las Comunidades Autónomas.

Algunos expertos en este tipo de reclamaciones, afirman que este impuesto es uno de los impuestos más elevados en todo el proceso de obtención de una hipoteca. Este impuesto puede llegar a superar el total de todos los otros gastos de la hipoteca. Una cifra astronómica que fácilmente puede llegar al 70% de todos los gastos de esta operación.

Las diferencias del Impuesto de Actos Jurídicos según ámbito geográfico

El porcentaje no es fijo para cualquier hipoteca que se procese, sino que el porcentaje varía en función de la Comunidad Autónoma en la que se ha tramitado el préstamo y el importe de la hipoteca, situándose entre el 0,5% y el 1,5% de la cifra total de operaciones de compraventa. Las Comunidades Autónomas con un impuesto mayor, el de 1,5%, son Aragón, Andalucía, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Galicia, Murcia y Cataluña. En cambio, las Comunidades con un menor porcentaje, 0,5%, son Ceuta, Melilla, País Vasco y Navarra. A esto hay que sumarle que algunas de las Comunidades Autónomas del estado español convidan extinciones y reducciones de estos porcentajes para facilitar el acceso a la vivienda tanto para personas jóvenes como para personas discapacitadas.

Lectura recomendada:  Su habitación también cambia, ayúdale a crecer en el día de la madre

Las diferencias en el ámbito europeo en cuanto al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados son notables. En estas se pueden ver el contraste entre los diferentes países. España es el país de la Unión Europea que tiene un mayor impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Tras ella están Francia, Italia y Portugal, donde el cliente es el responsable de hacer el pago de este impuesto. En cambio, en Alemania, Reino Unido y Holanda, este tipo de impuesto ni siquiera existe.

El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados puede llegara a ser complicado de entender. A sabiendas de que es un tramite farragoso, te aconsejamos contactar con alguno de nuestros asesores hipotecarios para informarte aún más sobre este tipo de impuesto hipotecario.

Autor

Housfy
Housfyhttps://housfy.com/valora-tu-piso
La alternativa digital a las agencias inmobiliarias. Vende tu piso de particular a particular y en menos de 90 días.

Recomendamos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!