Cuando decides comprar una casa tienes claro que te vas a convertir en el propietario y a efectos prácticos del día a día te da grandes ventajas cuando hay que hacer una obra o reforma, ya que no dependes de nadie para que te de permiso. Pero no siempre tenemos el dinero para comprar una casa y sobre todo la gente joven, que viven en pisos de alquiler. Por que, si estás en alquiler, ¿quién paga las obras y reformas? ¡Vamos a verlo!

Reforma tu piso con Housfy

¿Quién paga las obras y reformas de un piso de alquiler?

Es importante distinguir entre las obras y reformas necesarias y las de mejora o estéticas, las leyes y condiciones son diferentes y por eso es importante verlo por partes:

Lectura recomendada:  Reforma o Rehabilitación: Las diferencias entre estos tipos de obras

Obras y reformas necesarias

Si hay que hacer alguna obra o reforma para que la vivienda sea habitable corre a cargo del arrendador, pero hay que tener en cuenta algunos puntos que quedan recogidos en el Código Civil:

  • El arrendador no puede subirte la renda por la reparación.
  • El arrendatario deberá comunicar previamente al arrendador la necesidad de realizar la reparación y/o obras.
  • En caso de urgencia, el arrendatario podrá encargarse el mismo de los gastos de la reparación para agilizar el proceso. Pero el arrendador deberá estar avisado y posteriormente tendrá que abonar el coste de la reparación al inquilino.

Ya seas inquilino como el propietario, hay una duda que se plantea inevitablemente ¿cuándo se considera «necesaria? Sí todo es como debería ser el inquilino será honesto sobre la gravedad de los daños y el arrendador asumiría sin poner problemas la reparación, pero en la mayoría de los casos no es tan sencillo y por eso existen las leyes. Cuando te encuentres ante una reparación será el inquilino y/o los técnicos que vayan a ver los daños, los que verificaran que es una obra necesaria.

Obras y reformas

Mejoras en la vivienda

A diferencia de las del apartado anterior, este tipo de obras y reformas no son estrictamente necesarias y deberían surgir de un acuerdo entre arrendador y arrendatario.

El propietario puede decidir hacer obras de mejora, está en su derecho, pero tendrá que avisar con 3 meses de antelación a los inquilinos. En un caso así, el arrendatario está en su derecho de solicitar una reducción de la renta por las molestias de no poder usar toda la vivienda.

En el caso contrario, cuando es el inquilino el que quiere realizar obras y reformas de mejoras, tendrá que solicitar permiso previo y por escrito al arrendatario. Este paso es fundamental, sino el propietario estará en su pleno derecho de dar por finalizado el contrato y exigir que la vivienda vuelva a su estado original. Muchas veces, cuando el inquilino se encuentra con tantos problemas es cuando toma la decisión de comprar una casa y así convertirse en el dueño.

Lectura recomendada:  ¿Cuál es el precio de las reformas integrales por m2?

Ahora que ya tienes toda la información, ya puedes empezar con la reforma de tu piso de alquiler, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de expertos reformistas para conseguir el mejor resultado 😊.

Solicita 2 presupuestos sin compromiso para una reforma

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍