Una de las preocupaciones de cualquier propietario, sobre todo si acabas de comprar una casa, es que te la ocupen, volver de tus vacaciones y encontrarte que unos extraños han cambiado tu cerradura e invadido tu casa. Pero ante el problema de ocupar una casa, hay que estar informados sobre cómo hay que actuar ante esta situación.

Compra tu piso con Housfy

Ocupar una casa: cómo responder ante una ocupación

Lo primero de todo, que no cunda el pánico, porque es muy poco usual que ocupen una vivienda de uso habitual. Normalmente, los okupas se centran en pisos de bancos, abandonados o que llevan meses sin usarse, les interesa poder quedarse el tiempo suficiente para que no les desalojen al momento. Vamos a analizar cuáles son los casos y cómo hay que actuar.

Vivienda habitual

Como ya hemos dicho, no es lo más frecuente que unos okupas opten por una vivienda que ya tiene habitantes, pero a veces sucede y por eso es importante que estemos informados y preparados.

Aunque sea una situación horrible y agobiante tiene una gran ventaja y es que es mucho más sencillo de detectar porque es tu casa del día a día. En los casos de ocupar una casa las 24-48 horas son clave, porque en ese período de tiempo pueden desalojarlos y podrás recuperar tu casa, una vez pasado este plazo todo se complica.

Además, se considera un delito de allanamiento y se trata con mucha más urgencia que si es una casa vacía, se trata de proteger el hogar de una persona y por eso la policía desalojará la vivienda en un período de 24-48 horas.

¿Qué hay que hacer? Nada más detectarlo tienes que llamar a la policía y poner una denuncia en comisaría, además tendrás que traer toda la documentación que pueda demostrar que eres el propietario de la casa como la escritura de la vivienda. Lo más habitual es que tengas una copia de la escritura en tu casa, pero como no podrás acceder, tendrás que dirigirte a una notaría para conseguirla.

ocupar una casa

 

Casa vacía

Las casas vacías son el objetivo más habitual, pueden ser casas de bancos o de particulares como segundas residencias. Si te encuentras en este caso, te advertimos que te esperan unos meses complicados:

  • Vía civil. A diferencia de que te ocupen una casa habitual, aquí se considera que hay que proteger una propiedad por lo que pierde el carácter de urgencia que si se trata de tu residencia habitual y se trata como un desahucio y no un desalojo por ocupación ilegal.
  • El período clave. Al tratarse de propiedades vacías o segundas residencias, es mucho más sencillo que te ocupen la casa sin enterarte, por lo que facilita que puedan estar más de 24 horas en la casa o que mientan con el tiempo en el que han residido.

Una vez han pasado las 24-48 horas, tendrás que interponer una demanda judicial y tendrás que ir a juicio, esto puede demorarse meses y meses. Por eso es tan importante detectarlo a tiempo ya seas tú como propietario o los mismos vecinos, porque en ese caso la policía podrá actuar al momento.

Ocupar una casa: precauciones para los propietarios

Si tienes una segunda residencia o es tu residencia habitual pero tienes que irte de vacaciones, no te preocupes hay medidas que puedes tomar para prevenir una okupación. Desde medidas del día a día a reformas en casa para protegerla.

  • Si tienes un piso o una casa vacía, procura que parezca que hay alguien: no dejes el correo, acércate de vez en cuando para asegurarte que todo está bien. La idea es que parezca que vive alguien.
  • Instalar un sistema domótico en casa para poder encender y apagar las luces a distancia, además de tener controlado por cámaras de vigilancia. Esto te ayudará a que parezca que hay alguien en casa sin que tengas que estar yendo cada vez.

Cómo elegir el mejor sistema de seguridad

Hay muchos tipos de alarmas en el mercado, desde las más sencillas a las más sofisticadas. Todo dependerá de tus necesidades y de lo que estés dispuesto a pagar para proteger tu inmueble.

  • Alarmas con videovigilancia. Son una de las mejores opciones para proteger tu inmueble, puedes controlar a tiempo real lo que sucede dentro de tu casa. Además, avisará directamente a la policía en caso de allanamiento.
  • Alarmas sin cámara. También están conectadas a una centralita que avisará a la policía ante un peligro. En este caso, los archivos para enviar serán menos pesados y por lo tanto más rápidos de enviar, pero al no haber cámaras no habrá tanta información útil para la policía.
  • Alarmas sin cuotas. Las alarmas sin cuotas son más baratas, puedes encontrar desde sencillas por 50€ a sofisticadas por 500€. El problema de éstas es que tienes que gestionarlo tú en caso de allanamiento, según la alarma, te avisará y tendrás que avisar a la policía.

Los dos primeros tipos de alarmas anteriores tienen cuotas mensuales, ya que están conectadas a una centralita. La instalación suele rondar los 200-900€ y la cuota mensual los 30-60€. Otra opción para proteger tu inmueble son las puertas antiokupas, que pueden oscilar desde los 500€ a los 1000€.

Para elegir la mejor opción, tendrás que valorar de qué quieres protegerte para ver cuál es la tarifa que más te conviene y dónde vives:

  • Zona en la que vives.
  • Ciudad o pueblo.
  • Piso o casa.
  • Objetos de valor del inmueble
  • Urbanización con seguridad y sin seguridad

Teniendo en cuenta estos puntos, podrás ver cuál es la mejor opción, comparara sistemas y precios y así conseguir un hogar seguro y sin okupas.

Si uno de tus grandes miedos es que te okupen la casa, un paso fundamental es instalar una alarma de seguridad de calidad. Puedes comprar una sencilla que simplemente te avise de un allanamiento o ir un paso más y contratar un sistema de alarmas profesional que avise directamente a la policía y te asista ante un peligro. Puedes contratar una alarma a través de Housfy desde 33€ al mes. 

Protege tu vivienda con Housfy

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍