Aunque no lo parezca, el suelo es uno de los elementos más esenciales cuando hablamos de la primera impresión de una vivienda. Da igual que tengamos un mobiliario impecable con diversos elementos decorativos elegidos con un exquisito gusto, si el suelo está dañado el resultado ya no es el mismo. La importancia de los suelos en una vivienda es considerable, por ello las grandes elecciones como parquet o tarima flotante se vuelven un tanto difíciles. Una decisión nada fácil en la que una mala elección supondría un inmenso gasto económico.

Diferencias entre tarima flotante y parquet

El parquet es un tipo de suelo compuesto por tablas de madera noble (normalmente de roble, castaño, haya u olivo) de alrededor de unos 45 cm de largo. Estas tablas de poco más de un centímetro de espesor reemplazan el suelo existente del inmueble. Para acondicionar el suelo estas tablas de madera se pegan en una base totalmente horizontal. Una vez cubierto todo el suelo y solo cuando se haya secado, se acuchilla para que quede nivelado y se barniza para proporcionarle una agradable textura.

Lectura recomendada:  Por dónde empezar la reforma integral de un piso

La tarima flotante, o parquet flotante, es un pavimento que puede estar hecho de madera o puede ser una imitación a la madera.  Este elemento no se considera realmente un tipo de suelo ya que se instala encima de un suelo base de hormigón o sobre baldosas. Por esta razón, su colocación es mucho más sencilla que el parquet.

¿Cuál es la mejor opción?

Esta cuestión dependerá considerablemente en los gustos personales y en el presupuesto económico que cuentes para esta reforma. Cada uno de estos tipos de pavimentos cuenta con sus propias ventajas y desventajas. En vista de ello revisaremos cada uno de los puntos positivos y negativos de estos tipos de suelos.

parquet

 

Resultado final

El parquet suele ser la mejor opción cuando estás buscando un estilo más cuidado y con más armonía. Eso sí, siempre y cuando este pavimento se trate de madera de primera calidad. Pero tenemos que decir que en este aspecto las cosas han cambiado. Hoy en día está diferencia en cuanto a la estética del material se está reduciendo considerablemente gracias a las novedosas imitaciones de la madera en los suelos de tarima.

Lectura recomendada:  Reforma o Rehabilitación: Las diferencias entre estos tipos de obras

El parquet únicamente tiene una opción en cuanto a la textura del material: la madera y sus equivalentes. En cambio, la tarima puede imitar diferentes texturas como mármol y adoptar diferentes colores. Por lo que la tarima flotante se convierte en un tipo de suelos más versátil que el parquet. De modo que esta elección dependerá en gran parte del estilo que estamos buscando para nuestro hogar y de nuestros propios gustos y preferencias.

Instalación del pavimento

La instalación del parquet supone comenzar a pensar en obras, dado que su colocación requiere fijar tablas de madera al suelo. Pero, como en todos los ámbitos que nos rodean, la innovación siempre está presente. En la actualidad se han creado suelos de parquet que están listos pata colocar, sin tener que instalar de uno a uno, tabla a tabla.

Por el contrario, la colocación de la tarima flotante es mucho más sencilla y limpia, debido a que este material se presenta lijado y barnizado. Este tipo de pavimento se instala directamente en el pavimento, dejando de lado las obras y la fijación.

Cuidados del suelo

Como podrás imaginar, el parquet necesita de más cuidados para que resaltar sus cualidades estéticas. Entre esos cuidados están el acuchillamiento y el uso de productos específicos. Asimismo, tenemos que andar con cuidado por nuestra casa ya que este tipo de suelos no son resistentes a golpes y rasgones, y se desgastan con mucha facilidad.

La tarima flotante no tiene tantas tareas de mantenimiento. Para que luzca estupenda solamente es necesario pasarle la fregona con tu producto habitual para limpiar suelos. ¡Fácil y sencillo!

Tarima_Flotante

Coste económico

El suelo de parquet al ser de madera natural se trata de un pavimento con una notoria belleza. Eso sí, como era de esperar, el precio de este material es más elevado, así como los gastos de mantenimiento. En cambio, la tarima flotante conlleva menos problemas y cuidados y su precio es más asequible. Pero, no nos proporciona el confort y la calidez de los suelos de parquet. Por lo que tendrás que poner las dos opciones en una balanza y darle importancia a aquellas características que consideres más relevantes en tu día a día.

Lectura recomendada:  Por dónde empezar la reforma integral de un piso

Antes de elegir una de las dos opciones te recomendamos que lo pienses detenidamente. La inversión de instalar el parquet además de suponer un gasto inicial importante, retirarlo supondría una gran aportación económica. Por este motivo tienes que pensarlo largo y tendido si tu mejor opción es parquet o tarima,

Sea cual sea a tu elección, en Housfy Reformas tenemos a los mejores profesionales para esta instalación. Puedes pedir tu presupuesto aquí y dejar las obras en manos de un profesional de tu zona.

Autor

Housfy
Housfyhttps://housfy.com/valora-tu-piso
La alternativa digital a las agencias inmobiliarias. Vende tu piso de particular a particular y en menos de 90 días.

Recomendamos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!