Prestamistas particulares: Quiénes son y qué pueden prestar

prestamistas-particulares

Cuando uno necesita liquidez y no dispone de ella acude al banco. Hay veces, pero, que el departamento de riesgos del banco puede denegarnos el préstamo. En estos casos existen dos alternativas. O bien resignarse y renunciar a lo que queríamos o bien acudir a prestamistas particulares. Esta segunda opción supone una solución rápida al problema, pero ¿hasta qué punto es una buena opción?, ¿a qué se dedican estos prestamistas particulares?, ¿Son de fiar?, ¿cuánto pueden financiar y cuáles son sus intereses?¿realizan préstamos hipotecarios o hipotecas 100? En el blog de hoy responderemos a todas estas preguntas.

Consigue tu hipoteca ideal con Housfy

Quiénes son los prestamistas particulares

Los prestamistas particulares son empresas privadas o particulares que pueden prestar parte de su dinero como si de una entidad financiera se tratara. Sobre el papel no existe problema alguno. Alguien te da dinero y tu te comprometes a devolvérselo más adelante. Sus barreras de entrada no son tan exigentes como la de un banco y pueden cubrir un mercado desatendido. Al igual que el banco, estudian el perfil del cliente y el motivo del préstamo. Sin embargo, son operaciones que carecen de transparencia. La atención al cliente es precaria y la moralidad del negocio, en algunos casos, puede ponerse en entredicho.

Respecto a la normativa que los regula, los préstamos personales se encuentran legislados bajo la Ley 16/2011 del 24 de junio, la cual también rige los créditos al consumo y determina las obligaciones del prestamista y del titular de la financiación. Una de las obligaciones más importantes que establece esta normativa es la referente a los impagos de las mensualidades, donde el titular tendrá que hacerse cargo de toda la deuda con el abono de su patrimonio actual y futuro.

Ventajas y desventajas de contar con prestamistas particulares

Si por algo sobreviven los prestamistas particulares es por su política de admisión. La mayoría de clientes son personas que por h o por b no han conseguido un préstamo o hipoteca. Perfiles que constan en listas de morosidad o gente excesivamente endeudada en gran parte. Pero también personas sin ingresos recurrentes como una nómina. Por mucho que tengan capacidad de pago, el banco no les prestará nunca dinero. Y donde no llega el banco, llegan los prestamistas particulares.

Prestamistas particulares

Existen otros perfiles como quien necesita liquidez inmediata sabiendo podrá devolverlo todo en poco tiempo. Podría ser el caso de alguien que esté pendiente de heredar un piso. Puede pasar que la persona no disponga de dinero suficiente para pagar el impuesto de sucesiones. En estos casos, pese a que los préstamos sean a un interés más elevado, no supone una excesiva carga. Una vez logre vender piso heredado podrá amortizar rápidamente y olvidarse del crédito. No obstante, para los perfiles más necesitados, los tipos de interés y las condiciones abusivas de algunos préstamos pueden agravar más el problema.

Qué tipo de préstamos hacen

Los prestamistas privados hacen todo tipo de préstamos. Lo más habitual es que den microcréditos. Aunque, en caso de disponer de un aval hipotecario pueden financiar mucho más dinero. Hasta 300.000€ sin preguntar demasiado. Eso sí, el cliente incurre en el riesgo de perder su casa si no puede hacer frente a los pagos. De hecho, es posible incluso pedir un préstamo hipotecario. Se calcula pero, sumando la comisión de apertura más unos intereses nominales de más del 8% la hipoteca te puede salir por un 21% TAE o más. Unos tipos de interés muy elevados. 

prestamistas particulares

Infografía sobre los prestamistas particulares de Housfy.

Riesgos que corres al acudir a un prestamista personal

Uno de sus principales riesgos es el gran coste económico que conllevan este tipo de financiaciones. Este tipo de préstamos tienen unos tipos de interés mucho más altos que los que ofrecen las entidades bancarias. 

También, estos no se avalan por el Banco de España, por ello, pueden ser peligrosos para aquel que los contrata. Así, el titular deberá conocer y entender bien todas las cláusulas del contrato en el que se acuerda el préstamo antes de firmarlo si no quiere ponerse en una situación complicada para él.

De esta manera, es muy aconsejable que el contrato con el prestamista personal se formalice ante notario mediante una escritura pública para evitar correr riesgos.

¿Son lo mismo que los intermediarios?

La gente suele confundir la figura de los prestamistas particulares con los intermediarios. Mientras que los prestamistas particulares te dan su dinero directamente, los intermediarios buscan dentro del mercado la mejor opción de financiación. Este es el caso del departamento de hipotecas de Housfy Hipotecas. Un equipo de expertos asesores hipotecarios y brókers hipotecarios que pueden conseguirte la mejor de las hipotecas e incluso hipoteca 100 financiación.

Consigue con Housfy la mejor hipoteca para tiDesde TAE Variable 0.95% y TIN 0.55%+Eur a 30 años (1)

(1) VARIABLE: TAE Variable 0,949% / TIN Variable 0,55% + Euribor . Importe 150.000€. Plazo 30 años 360 cuotas de 452,9€. Importe total adeudado 163.066,17€. Cumpliendo condiciones de nómina domiciliada, 3 recibos de suministros básicos, seguro de vida y seguro del hogar contratado por la entidad bancaria. El coste puede fluctuar en función de subidas y bajadas del Euribor, con lo que la cuota y total adeudado pueden variar durante la vida del préstamo. Ejemplo calculado en base a Euribor a un año publicado en abril de 2022 en el B.O.E correspondiente al mes de abril del 2022 (+0,013%) y sistema de amortización francés.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

2 Comentarios

  1. Begoña 10 de octubre de 2020
    • Housfy 13 de octubre de 2020

Deja una respuesta