Hay muchos tipos de hipotecas y financiación, según el caso y necesidades de cada persona. A veces los términos se confunden y hoy venimos a aclarar qué son los préstamos con garantía hipotecaria y cómo funcionan.

Consigue las mejores condiciones para tu hipoteca

¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

No debemos confundir un préstamo con garantía hipotecaria con un préstamo hipotecario. Cuando hablamos de financiación para una hipoteca es un dinero que te presta el banco para la compra de un inmueble, mientras que el préstamo con garantía hipotecaria pones como aval una vivienda en tu propiedad para un préstamo, que puede ser o no para otro inmueble. 

Este tipo de préstamos están dirigidos a gente que necesita un crédito de grandes cantidades y que tengan un inmueble en propiedad. 

Características de un préstamo hipotecario

Antes de tomar ninguna decisión, veamos cuáles son las características más frecuentes de este tipo de préstamos:

    • Financiación. El préstamo no acostumbra a ser superior al 35% del valor del inmueble en garantía con un máximo de 300.000€.
    • Plazo de amortización. 15-20 años.
    • TAE o Tasa Anual Equivalente . Es más alto que un préstamo hipotecario, suele rondar el 11-16% del valor del préstamo.
    • Tener un inmueble en propiedad. Es indispensable para poder poner una garantía hipotecaria y debe estar libre de cargas, aunque algunos bancos aceptarán que el 70-80% del préstamo esté pagado. El inmueble tendrá que estar en poblaciones con más de 15.000 habitantes, pero esto dependerá del banco. 
préstamos con garantía hipotecaria

Préstamos con garantía hipotecaria

¿Cómo puedo conseguir un préstamo con garantía?

Para solicitar un préstamo con garantía hipotecaria, tendrás que seguir los siguientes pasos: 

  • Solicitud. El primer paso será hacer la solicitud, ya sea vía online o presencial para que nos informen sobre el préstamo y entregar la documentación que soliciten.
  • Estudio de viabilidad. El banco analizará tu documentación y hará un estudio de viabilidad, esto sirve para evaluar los riesgos de impago. 
  • Tasación del inmueble. Tendrás que hacer una tasación de la vivienda en propiedad para que el banco pueda conocer el valor y ver cuánto dinero pueden prestarte.
  • Firma del contrato. Revisa con detenimiento el contrato y todas las cláusulas, si estás de acuerdo, firmará el contrato ante notario y ya podrás contar con el préstamo.

Ventajas e inconvenientes de un préstamo con garantía hipotecaria

Siempre que pidas un préstamo, existirán riesgos que es importante que conozcas. Veremos las ventajas y desventajas de este tipo de financiación para que tengas en cuenta todos los puntos y puedas tomar la mejor decisión. 

Ventajas

    • El tipo de financiación. Te permite conseguir liquidez rápido y con cantidades altas.
    • Lista de morosidad. Estar en ASNEF no será un impedimento para conseguir este tipo de financiación.
    • No perdemos nuestra casa. Con este tipo de financiación, podrás conseguir liquidez sin tener que vender nuestro inmueble.
    • Plazos de amortización. de hasta 20 años.

Inconvenientes

  • Intereses muy altos. Acostumbran a rondar el 11-16% del préstamo.
  • Embargo del inmueble. En caso de impago, al tener la casa como garantía, podrían perderla.
  • Comisiones y gastos. Formalizar el préstamo conlleva una serie de gastos y comisiones que deberás tener en cuenta.
  • Vivienda libre de cargas. Necesitaremos una casa libre de cargas o con el 70-80% pagado para poder solicitar el préstamo. 

Ahora que ya tienes toda la información, puedes tomar una decisión sopesando todos los puntos. Para poder escoger la mejor opción, nuestra recomendación es que cuentes con la ayuda y experiencia de asesores que puedan guiarte en este proceso.

Nuestro equipo de Housfy Hipotecas, estará encantado de asesorarte y hacer un estudio de viabilidad gratuito para ver cuál es tu situación y a qué tipo de financiación puedes acceder.

préstamos con garantía hipotecaria

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍