Durante los últimos años hemos podido ir viendo el resultado del cambio climático en el mundo, muchos activistas luchan día a día para poder hacer cambios y mejorar el estado del planeta. Pero tú, desde casa, también puedes contribuir, porque con pequeños gestos en el día a día puedes ayudar a frenarlo. Además, si estás pensando en reformar tu casa, puede ser un gran momento para hacer una vivienda más sostenible. En el blog de hoy veremos distintas soluciones para el cambio climático, que puedes hacer desde tu propia casa.

Convierte tu casa en un hogar sostenible

7 soluciones para el cambio climático en la vivienda 🌍

Un buen uso de los electrodomésticos

Los electrodomésticos consumen mucha energía en nuestro hogar, uno de los aspectos fundamentales ahora mismo al comprar uno nuevo es asegurar que tenga una buena eficiencia energética. Esto se traduce en que tenga una etiqueta A, A++ o A+++.

Aún así, hay trucos para ser aún más eficiente con el uso de los electrodomésticos y asegurar que consumen el mínimo posible:

  • El frigorífico, se trata del electrodoméstico que más consume porque es el que está siempre en funcionamiento. Pero hay que hacer un buen uso y aprovechar el frío, para ello hay que dejar abierta la puerta el mínimo y no poner ninguna fuente de calor cerca. Además, ajusta la temperatura para que haga el frío suficiente para que se conserve la comida, sin pasarse ni quedarse corto.
  • Microondas antes que horno. El horno es uno de los electrodomésticos que más consume también, por eso es siempre recomendable usar el microondas si es posible. Pero, si vas a usarlo, asegúrate de no abrir la puerta en medio de la cocción, ya que se irá el calor, además de aprovechar el calor residual para terminar de cocinar la comida.

Soluciones para el cambio climático: aislamiento

Si vas reformar tu casa, puedes aprovechar para hacer un buen aislamiento de ventanas y puertas. Es importante para poder evitar que entre tanto el frío como el calor y, por lo tanto, reducir el consumo de calefacción y aire acondicionado.

Las tres R: reduce, recicla y reutiliza ♻

Si quieres aportar soluciones para el cambio climático, las tres R marcarán la diferencia. El reciclaje lo tenemos bastante interiorizado en los últimos años, y aunque se haga en todas las casas, cada vez más personas se unen a este pequeño cambio.

Pero también es importante el reutilizar, desde papel a ropa a muebles, hay muchas cosas que tenemos por casa que ya no queremos pero podríamos darle otro uso. Y sino, dale una segunda vida vendiéndolo o donándolo a alguien que lo necesite o quiera.

Y, por último, algo que aún nos cuesta mucho: reducir. Se trata de reducir el consumo de muchas cosas que no necesitamos pero seguimos comprando de forma compulsiva y el ejemplo más claro es el de la ropa. Cada vez más gente opta por un estilo de vida más responsable a la hora de comprar ropa, asegurándose que sean marcas que contaminan lo menos posible y que tengan buenas calidades.

soluciones para el cambio climático

La luz en casa

Si quieres reducir el consumo de luz en casa, a parte de nuestros consejos con los electrodomésticos, es que te pases al LED. Las bombillas de bajo consumo reducen hasta un 75% el consumo de la electricidad en casa y además una buena bombilla puede llegar a durarte hasta 10 años. Así que solo reduces en consumo de luz, también el de bombillas.

Ir al trabajo

Siempre que puedas, intenta ir caminando o en bicicleta a trabajar, esto supone menos contaminación y si más gente se une, reduciremos mucho la contaminación. Otras opciones, en caso de no poder ir a trabajar andando es: utilitzar transporte público, compartir un coche o comprarse un coche eléctrico.

El agua

Intenta gastar el mínimo de agua posible y usa el agua caliente solo cuando sea necesario. Al cepillarte los dientes o ducharte, puedes cerrar el grifo en los momentos que no necesitas agua. Estos pequeños pasos, aunque parezcan diminutos, contribuyen a frenar el cambio climático.

Un paso más allá: las passive house

Si quieres ir un paso más allá y estás pensando en comprar una casa o en construirla desde cero, puedes optar por una passive house. Este tipo de viviendas funcionan sin energía del exterior y, por lo tanto, tienen un impacto mínimo en el medio ambiente.

La propia casa produce la energía necesaria, con técnicas de aprovechamiento de energía, la orientación de la vivienda, etc. Son más caras de construir, pero el ahorro energético es increíble y es una gran ayuda para el medio ambiente y para tus futuros bolsillos.

soluciones para el cambio climático

Si estás interesado en reformar tu casa para hacerla más responsable para el medio ambiente, no dudes en contactar con nuestro equipo de reformistas.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍