Cuando uno quiere vender piso, debe conocer ciertos datos de su inmueble. La superficie útil, el porcentaje de participación en la división horizontal o el año de construcción entre otros. Datos básicos que siempre salen en la lista de preguntas básicas de cualquier comprador. Para acceder a ellos podemos buscar en las escrituras del piso. Sin embargo, leerlas es algo engorroso y puede que incluso ni sepamos donde las dejamos la última vez. Por suerte, existe una herramienta alternativa y mucho más dinámica para encontrar lo que necesitamos: La Cartografía catastral.

Vende piso sin pagar comisiones

¿Qué es la Cartografía catastral?

Imagina un mapa interactivo a nivel estatal con toda la información catastral de los inmuebles que constan en la base de datos del catastro. Una especie de Google maps en el cual pudieras pinchar en la parcela que quisieras y conocer toda la información básica del inmueble. Esta herramienta ya está inventada y es la cartografía catastral.

Con esta herramienta visual y dinámica, la sede general del catastro ha dado un paso adelante en accesibilidad. Permite que cualquier usuario interesado en conocer información básica de un inmueble pueda acceder a ella sin saber su referencia catastral. Solamente con conocer la dirección y clicando en la parcela en el mapa podrás encontrar todo lo referente a tu piso. Así de fácil es navegar por la cartografía catastral.

¿Qué información nos da la cartografía catastral?

Sólo visualizando el mapa, la cartografía catastral ya nos da información de nuestra vivienda. Nos muestra por ejemplo los límites de las construcciones, representados con líneas rojas. En color caqui nos muestra el límite de la parcela. Las líneas de color violeta nos muestran los límites de la manzana. En color azul el mapa hidrográfico y en verde los límites de las zonas verdes. Todo ello ayuda al comprador a hacerse una idea general del piso sin haberlo visto, y es una herramienta muy útil a la hora de vender piso.

Cartografía catastral

Captura de la cartografía catastral del la Vila de Gràcia en Barcelona. Fuente: Sede Catastro

Pero aquí no acaba todo. Si un comprador interesado en un piso en venta, quiere buscar más información puede clicar en la vivienda. Allí podrá ver si la vivienda está construida con o sin división horizontal, y clicando en la referencia catastral, podrá conocer si es una finca urbana o rústica, el uso principal del inmueble los metros cuadrados o el año de construcción. Cuando queremos vender casa, la superficie de la parcela también es un punto muy importante. La cartografía catastral también muestra esta información a los interesados.

Una herramienta ideal para vendedores

Dejando a un lado toda la información básica que nos da de nuestro piso, la cartografía catastral puede ayudar al vendedor en otros aspectos. Imaginemos el típico caso de un vecino y conocido que vendió su piso hace poco. Charlando nos acaba diciendo que sacó 275.000€ al vender piso de particular a particular. Aunque la valoración de los inmuebles no es una ciencia exacta, podrás hacerte una idea de lo que vale tu piso. Si por ejemplo, se encuentra en una misma calle, y tu piso tiene más metros cuadrados, probablemente el valor del tuyo sea superior. Sin embargo, deberás tener en cuenta otros factores como el año de construcción del inmueble, si el piso estaba reformado o la salud del mercado inmobiliario en el momento de la venta.

Tanto los metros cuadrados reales de tu piso como los del piso del vecino los podrás encontrar en la cartografía catastral. También el año de construcción y otra información de interés. No obstante, para saber si estaba reformado o no, ya se lo tendrás que preguntar la próxima vez que lo veas.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍