Acceder a una vivienda no es fácil, hoy en día los sueldos y el precio de la casa no se ajustan. Eso es lo que pensó el arquitecto David Martyn cuando veía a sus hijos trabajando sin parar y sin poder tener los ingresos para una vivienda digna. De ahí, surgió la idea y tras mucha inversión en prototipos y muchas negaciones, consiguió crear esta gran invención: casas plegables, una posible solución a los problemas de la vivienda.

¿Cómo funcionan las casas plegables?

Las casas plegables ofrecen muchas comodidades y son perfectas para aquellos que quieran hacer una inversión en una vivienda pero no tienen mucho dinero. Te ofrecen una vivienda a buen precio, de diseño y encima plegable, te la podrás llevar cuando quieras y montarla con toda la tranquilidad del mundo en tan sólo 8 minutos. Lo sabemos, parece algo imposible. Pero no, existe y para los bolsillos de mucha gente.

Las casas plegables cuentan con un sistema de montaje que funciona a través de una batería externa, sólo tendrás que preocuparte por apretar un simple botón y voila ahí tienes tu estupenda casa de diseño.

Además el diseño lo eliges tú y lo mejor, tan sólo tardan 60 días en crear el diseño a tu gusto y entregarlo. Esto te permite la versatilidad de crear lo que desees: una casa, un hospital, una escuela, un restaurante, las posibilidades son infinitas. Eso sí, se trata de casas pequeñas, tenlo en cuenta, estas casas plegables rondan entre los 27 m2 a los 84 m2, piensa que tienen que poder transportarse con facilidad. 

¿Cómo transportarlas?

Muy fácil, sólo pulsa el botón, espera a que se pliegue y llévatela en tu trailer hacía tu nuevo destino.  

Como ya hemos dicho se trata de una vivienda sostenible y autónoma, es decir, que cuenta con paneles solares y un sistema de iluminación LED, para que no tengas que preocuparte por la electricidad.

Además, evidentemente, no tiene cimientos, está anclada al terreno con un sistema ecológico para no dañarlo ni alterarlo. No es una estructura frágil, su material principal son paneles de madera maciza, dando impermeabilidad y aislamiento térmico a la casa, para garantizar un auténtico hogar. 

El precio de estas casas plegables ronda los 115.000€, por lo que podrás tener una vivienda sostenible, de diseño, cómoda y transportable por una cantidad mucho menor a una típica casa. 

Ahora que ya sabes qué son las casas plegables y cómo funcionan, ¿te animas a comprarte una?

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍